Unos 20 cubanos evalúan la posibilidad de buscar asilo en Colombia

Ante la partida masiva de los migrantes irregulares varados en Turbo, algunos estudian esa vía para evitar ser deportados.

La Defensoría del Pueblo se mostró de acuerdo con la deportación de los migrantes cubanos ubicados en Turbo, Antioquia, y reforzó su presencia en terreno para hacer un plan de contigencia para garantizar los derechos humanos de estas personas. /

Luego de que más de 500 migrantes irregulares se presentarán durante estos últimos días a las oficinas de Migración Colombia a reclamar el salvoconducto y salir por sus medios de territorio colombiano, algunos ya contemplan la posibilidad que hace varios días era inviable: la solicitud de asilo o refugio.

Por lo menos unas 20 personas estarían interesadas en esa alternativa, según el personal de la Defensoría del Pueblo que hace presencia en Turbo, Antioquia, en la bodega donde aún queda un número considerable de esta población.

Es el caso de Eric Abreu, un joven profesional en administración de sistemas que ante las circunstancias, prefiere quedarse a vivir en el país que volver a Cuba, donde señala sería “un perseguido político y sin oportunidades laborales”.

“Estoy evaluando la posibilidad del asilo en Colombia porque es duro devolverse al país de donde uno vino y además si nosotros regresamos podría verse afectada nuestra integridad, pudiéramos ser perseguidos por el estado y el gobierno, yo tengo que reconocer que es frustrante tener que regresar a Cuba y por eso es algo que no lo considero”, indicó el migrante a Caracol Radio.

En Colombia, la Cancillería adelanta ese proceso que tardaría mínimo tres meses, periodo de tiempo en el que se evalúa la solicitud y las razones por las cuales se le puede otorgar o no a una persona el asilo.

El cubano consideró que: “El asilo que brindan aquí es bastante pobre porque sólo te otorga un salvoconducto que es por 5 días y se puede extender a 3 meses y solamente es eso, ni siquiera te dan un documento con el que te puedas presentar a un centro de trabajo”.

Eric, de 31 años de edad, profesional en sistemas, desarrollo tecnológico y plataformas digitales, espera tener la posibilidad de habitar en Colombia, donde además cuenta con un amigo en Bogotá que le podría ayudar a emprender un nuevo camino, lejos de Cuba, su bella, querida, pero odiada Cuba.

Cargando