Nuevamente radicado proyecto que busca la prohibición del asbesto

El proyecto ha sido iniciativa de la senadora cartagenera Nadia Blel

Este miércoles en Secretaría de la Cámara de Representantes la senadora conservadora Nadia Blel radicó una vez más la iniciativa que busca la prohibición de cualquier variedad de asbesto en el país con la intención de seguir insistiendo en la preservación de la vida y salud de todos los colombianos.

El proyecto cuenta con el apoyo de los senadores Nora García, Mauricio Salazar, Yamina Pestana, Jorge Iván Ospina, Claudia López, Fernando Tamayo y Andrés García Zuccardi. Así como los representantes Óscar Ospina y Angélica Lozano.

De acuerdo con el Ministerio de la Protección Social, en el país se explota el asbesto crisotilo, con producción aproximada de 9.000 toneladas anuales en los últimos años y de 270.000 toneladas anuales de asbesto-cemento. Según la OMS y la OIT, cualquier variedad de éste significa un riesgo para la salud, razón por la cual es importante prohibir la producción, comercialización, exportación, importación y distribución de cualquier variedad de asbesto en el país.

El Instituto Nacional de Cancerología indicó que en 2015 hubo un reporte total de 90 casos de mesotelioma y de acuerdo con la OMS, por cada caso de éste, se presentan 6 nuevos de cáncer de pulmón, para un total de 540 de casos asociados a la exposición con el asbesto en Colombia.

“Durante esta legislatura seguimos comprometidos con la protección de la vida y la salud, razón por cual no descansaremos hasta que la prohibición del asbesto sea una realidad en nuestro país. Están demostrados los riesgos de esta fibra y por eso es el momento correcto para que actuemos y dejemos de postergar decisiones tan trascendentales como esta”, señaló la senadora Nadia Blel.

Según la OMS, en el mundo hay unos 125 millones de personas expuestas al asbesto en el lugar de trabajo y dicha exposición causa más de 107.000 muertes anuales por cáncer de pulmón relacionado con el asbesto. Así mismo la OIT desde 2006 extendió su llamado internacional para la prohibición ya que no hay forma de garantizar el uso seguro.

El proyecto inicia su tránsito en la Cámara de Representantes para posteriormente ser discutido y aprobado en la Comisión Séptima y Plenaria de Senado.

Cargando