Preocupación por excesivas fiestas con menores de edad en el Bronx

La zona conocida por ser el centro de mayor expendio de drogas de Bogotá se convirtió en sitio de rumba de niños, niñas y adolescentes.

Los fines de semana, desde las tres de la tarde, se ven grupos de 10 a 15 jóvenes caminando por las calles del centro de Bogotá, preparándose para la rumba.

Según comerciantes y habitantes del centro, de zonas aledañas a la calle del Bronx o La L, los adolescentes se ven consumiendo, en algunos casos Popper, en otros ‘Sweet Lady” o líquido para limpiar computadores, los más “llevados” simplemente huelen pegante.

“Diariamente ve uno con tristeza desfilar niños desde los 10 años hasta los 17 o 18 si mucho, yendo a esas famosas rumbas en el Bronx; niños con el uniforme del colegio pasan quitándose el saco para pasar desapercibidos y entrar; lo más triste es cuando salen, lo hacen en unos estados terribles, unas niñas pequeñas muy bonitas que no tienen por qué estar ahí”, manifestó un residente de la zona.

De público conocimiento se sabe sobre dos ‘salones de baile’ conocidos como el de ‘Homero’ y el de ‘Millos’, lugares donde no para la música, el consumo de drogas y el sexo.

La Policía de Bogotá está enterada de la situación y en varias ocasiones intervino incluso con trabajo social en la zona pero últimamente no se han visto los resultados para mejorar esta problemática.

Cargando