En Salgar, Atlántico

Un niño de siete años sufrió quemaduras en su rostro tras estallar una olla de presión

Los médicos dieron 72 horas para ver como evoluciona el menor tras una primera intervención.

El niño se encontraba en la cocina de la casa cuando la olla con líquido hirviente estalló causándole quemaduras de segundo grado, en la cara, cuello y tronco anterior.

El menor fue sometido a una intervención de remoción y curación de tejidos y permanece en bajo estricta observación médica y deberá esperarse 72 horas para saber cómo avanza su recuperación, indicó Carlos Alberto Cala, médico cirujano del centro del paso Adelita de Char, de Barranquilla, donde es atendido el pequeño.

Aunque, de acuerdo con los médicos el estado de salud es estable se requiere de estricta asistencia para evitar complicaciones futuras.

Cargando