6AM Hoy por Hoy6AM Hoy por Hoy

Programas

“Sentimos una persecución hacia el sector”: vocero de los taxistas

Manuel Gil, vocero de los taxistas, denunció acciones injustificadas en contra del gremio por parte de las autoridades. También habló de las dificultades de comunicación entre el sector y la Secretaría de Movilidad.

“Sentimos una persecución hacia el sector”: vocero de los taxistas

“Sentimos una persecución hacia el sector”: vocero de los taxistas

06:53

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://caracol.com.co/embed/audio/undefined/1700654592076/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Taxistas en Armenia. Foto: Archivo Caracol

En la tarde del 21 de noviembre, el gremio de los taxistas en Bogotá dio a conocer la decisión de suspender la convocatoria al paro que realizarían este miércoles 22 en la ciudad.

Lea también

Tras las reacciones que produjo la convocatoria de Hugo Ospina, un autodenominado líder del sector, para bloquear las vías cercanas al Aeropuerto Internacional El Dorado, los ánimos se empezaron a caldear.

La secretaria de Movilidad de Bogotá, Deyanira Ávila, aseguró en su momento que Ospina no hacía parte de a vocería oficial de los taxistas de Bogotá.

Mientras tanto, las demandas reales de los conductores de vehículos de servicio público parecían desdibujarse y hacer más complejo el asunto.

Por esta razón, los taxistas decidieron cancelar la jornada de manifestaciones y estar dispuestos a una negociación con la Secretaría de Movilidad y las autoridades correspondientes.

“Nos comprometimos en el comité del paro con que no vamos a salir, porque vemos que satanizó nuestra protesta”, dijo Manuel Gil, vocero de los taxistas, a 6AM Hoy por Hoy.

Sin atención de las autoridades

El líder de los taxistas comentó que son varias las problemáticas que tienen en el gremio. Especialmente las relacionadas con el transporte pirata y los costos de la gasolina.

Sin embargo, sus demandas y necesidades, argumentó, no han sido atendidas de la mejor forma por parte de la Secretaría de Movilidad del Distrito.

“Vamos a discutir el tema de la ilegalidad que se presenta en carros particulares y motos”, dijo. Aunque ese asunto ya lo han comentado, “desafortunadamente no hemos recibido respaldo de la Secretaría de Movilidad y mucho menos de los agentes de tránsito”, agregó Gil.

Nosotros sentimos una persecución hacia el sector. Exigimos que de la misma forma en la que se nos controla a nosotros, se controle la ilegalidad”, expresó.

Recalcó que la alcaldesa de Bogotá tampoco ha tomado la mejor apropiación del asunto desde que se encuentra a la cabeza de la administración.

Si la doctora Claudia López no nos atendió antes, ahora mucho menos. ¿Cuántos carros y compañeros tenemos que poner inmovilizados de aquí a que termine su mandato?”.

El vocero también cuestionó la actitud de las autoridades de tránsito hacia los conductores de taxi en las vías.

Hizo referencia a hechos recientes en los que propietarios de vehículos particulares también se vieron afectados por las autoridades.

“Que nos suelten un poquito. Me parece injusto que se inmovilicen vehículos porque el bómper no coincide el color o está pintado. Son inmovilizaciones totalmente injustas”, argumentó.

Justo son las acciones de las autoridades y su nivel de inconformidad, el motor para que los taxistas insistan en ir a las calles o sentarse a conversar con la administración.

Pese a que no sienten miedo por las consecuencias que tienen las manifestaciones, dijo Gil, es más prudente evitar salir a manifestarse en las calles.

“No podemos exponer a los compañeros a que se les lleven los carros y sean judicializados, todo por la arrogancia de no querernos atender”.

De paso denunció que no es cierto que la secretaria de Movilidad de la capital, Deyanira Ávila, se haya sentado en la mesa a negociar con los taxistas.

Ávila “decía que se reunía con nosotros. Falso. Yo participo de todas las mesas de diálogo con la Secretaría de Movilidad y no distingo a esa señora personalmente. Eso es Falso”, aseveró.

Promesas incumplidas

Pero las autoridades distritales no son las únicas que le han quedado mal al gremio de los taxistas. Desde el Gobierno Nacional, comentó el vocero, también han recibido solo incumplimientos.

Uno de ellos es el relacionado con los bonos para enfrentar el alza en el precio de los combustibles, acordado durante la última jornada de manifestaciones de los transportadores.

Si bien, según indicó Gil, estos bonos se pactaron en un valor de $100.000, al momento el monto de los mismos está en $60.000.

Sin embargo, su aplicabilidad aún no ha iniciado: “no tengo conocimiento de que haya algún compañero al que ya se lo hayan dado”, aseguró Gil.

“Para nosotros eso es irrisorio, ya que tenemos un consumo diario de 5 o 6 galones de gasolina. Eso equivale a $30.000 diarios, en el mes son $900.000 y nos van a dar $60.000. No, eso no cabe en ninguna cabeza”, agregó.

Uno de los asuntos pendientes y en los que los taxistas tienen puestas altas expectativas, es la solicitud hecha durante la más reciente mesa de conversación para hacer parte de la mesa técnica de costos del combustible.

Si bien las manifestaciones de este 22 de noviembre ya no se desarrollarán, informó el vocero, el gremio sí mantendrá en actitud de negociación.

“Estamos a la espera de que la secretaria de Movilidad, la doctora Deyanira Ávila, nos llame a una mesa de diálogo, acompañados de la Secretaría de Seguridad y la Secretaría de Gobierno”, expresó.

Por el momento, “nos declaramos en asamblea permanente. Eso quiere decir que, si bien es cierto que no salimos a protestar, si esas mesas no se dan, obviamente tendremos que mostrar nuestro inconformismo”, concluyó.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad