Ciudades

Comunidad de Olaya marchó apoyando la no violencia contra la mujer

La actividad hizo parte de una serie de conmemoraciones realizadas en el Distrito

Alcaldía de Cartagena

Cartagena

Con cánticos, pancartas, banderas y sombrillas violetas, Olaya Herrera marchó contra la violencia hacia la mujer. Unas cien personas; entre niños, adolescentes y mujeres, salieron de sus casas a gritar a una sola voz: ¡No lo normalicemos, es tiempo de actuar! El punto de partida fue la Fundación Granitos de Paz, donde en un gran mural, las mujeres luego de teñir sus manos de violeta, dejaron sus huellas dactilares en signo de rechazo.

Ingresa al grupo de alertas de Caracol Radio Cartagena

La ola morada avanzó por los sectores Rafael Núñez, Ricaurte y Once de Noviembre y contó con cuatro paradas en puntos de gran afluencia. Tiendas, comercios, estaciones de motos y todo a su paso, fue testigo de declamaciones de poesía y proclamas; lideradas por la reconocida voz femenina de la radio Shindy Watson, que avivaron el sentir popular con casos muy recordados en la ciudad, entre ellas: ‘’Por Alexandrid, por Juana, las mujeres marchamos en Olaya’'.

Cayeron dos extranjeros por presunto abuso sexual a tres niñas en Cartagena

Martha Elena Mogollón, directora ejecutiva de la Fundación, explicó que la actividad estuvo enmarcada en el 25N, Dia Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y que de la mano de USAID Colombia, se pretende además de visibilizar y llevar ese mensaje de rechazo a los hogares y familias de Olaya, que las mujeres víctimas aprendan a reconocer, alzar la voz y, lo más importante, a actuar.

Hizo un llamado a la denuncia y a romper el silencio, accediendo oportunamente a la ruta de atención y denuncia. Erlin Cavana Montes, residente del sector Rafael Núñez y beneficiaria del proyecto, indicó: “Pertenezco a una zona donde la mujer ha sido muy violentada y maltratada, donde nos sentimos muy vulnerables. No solo nos maltratan físicamente sino psicológicamente en la comunidad y en la sociedad en general. Hoy levantamos nuestras manos y nos sentimos empoderadas, gracias al apoyo de la Fundación Granitos de Paz y USAID, para decirle a las demás mujeres: tenemos derecho a la libertad y a tener autonomía de nuestro cuerpo”.

A su paso, la mancha violeta volanteaba casa a casa el ‘Violentómetro’ y la ruta de atención y denuncia y finalizó en La Perimetral donde en un acto simbólico, las víctimas enterraron las banderas y, con estas, también despidieron las situaciones dolorosas de maltrato físico y psicológico.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad