Internacional

Derechos humanos: el punto de críticas a Qatar como sede del Mundial de Fútbol 2022

Muertes de trabajadores, cancelación de artistas y prohibición de uso de camisetas de derechos humanos son algunos de los puntos que ‘manchan’ el Mundial.

Catar, sede del Mundial de Futbol 2022. (Foto: AFP via Getty Images) / -

Catar

A una semana del inicio del Mundial de Futbol en Catar, la sede del mundial en 2022 ha sido ampliamente criticada por su postura sobre el respeto de derechos humanos principalmente a la mano de obra extranjera, mujeres y comunidades como la LGBTIQ.

Explotación, abusos y muertes

Cuando Catar fue designado como sede del mundial 2022 en el año 2010 la principal duda sobre la decisión fue la falta de infraestructura en el país, por lo que durante más de una década en Catar se inició el proceso de contratación de mano de obra para construir los estadios.

Según Amnistía Internacional, los migrantes procedentes de India, Bangladesh y Nepal conforman buena parte de los trabajadores que pese a hacer trabajos continuos bajo altas temperaturas, no pueden salir del país, ni cambiar de trabajo o deben esperar meses para cobrar sus salarios.

Los trabajadores han tenido que pagar comisiones para ser contratados, tienen pésimas condiciones de vida, los salarios son más bajos de lo prometido, los pagos se hacen mucho más tarde, son amenazados por denunciar los malos tratos.

Según The Guardian, desde 2010 han muerto unos 6.500 trabajadores dedicados a obras para el Mundial, según la Organización Internacional del Trabajo en 2020 murieron 50 trabajadores por lesiones durante las construcciones y 500 tuvieron lesiones graves y según la FIFA solo 3 personas murieron en las obras.

La mujer como ‘parte invisible’ del país

A pesar de ser el 25% de la población en el país, las mujeres están ceñidas a las decisiones que tomen sus padres y luego sus maridos para determinar su vida. Siendo mujer en Catar es casi imposible ir a la universidad, viajar o trabajar.

Carlos de las Heras, portavoz de Amnistía Internacional, dijo a la Cadena Ser que “ser mujer en Catar es ser una ciudadana de segunda” dado que, por ejemplo, si estando solteras quedan embarazadas se enfrentan a un juicio por sexo extramatrimonial que puede resultar en una lapidación.

La Cadena Ser resalta el caso de Noof al Maadeed, una joven de 23 años que solicitó asilo en Reino Unido en 2021 alegando abusos por parte de su familia. Cuando volvió a Catar desapareció durante varias semanas hasta que apareció en un vídeo en el que aseguraba encontrarse bien, aunque no se permitió una verificación por parte de ONGs.

Nuestro país, nuestras reglas

Semanas antes del inicio del mundial en Catar, en el mundo (principalmente en occidente) se han difundido numerosas recomendaciones para los visitantes al país asiático para evitar malentendidos y violaciones a las normas que, en algunos casos, podrían considerarse exageradas.

Los turistas que vayan a Catar durante el mundial deberán evitar muestras de cariño en público, no se podrán exponer ciertas partes del cuerpo por lo que es obligatorio mantener una “vestimenta recatada” en la que queda prohibida la ropa sin mangas, pantalones cortos o rotos, bikinis, vestidos cortos o minifaldas.

Según Khalid Salman, embajador de Catar para el Mundial, lo más clave es respetar su normativa LGBT en la que pertenecer a este colectivo es penalizado con hasta 7 años de prisión. En diálogo con ZDF (de la TV alemana), Salman dijo que todos los visitantes “tienen que aceptar nuestras reglas aquí, la homosexualidad es una desviación mental”.

Críticas de artistas y otras personalidades

Previo al inicio del mundial y ante la expectativa de la inauguración, la cantante Dua Lipa se pronunció en sus redes sociales aclarando que no estará en el evento inaugural junto a Shakira y las estrellas de BTS explicando que no irá al país hasta que garantice los derechos humanos.

“Estaré animando a Inglaterra desde lejos. Estoy deseando visitar Qatar cuando haya cumplido con todos los derechos humanos que prometió cuando ganó el derecho a albergar el Mundial de Fútbol”, escribió la cantante en sus redes sociales.

A su vez, el Sunday Times reveló que Catar estaría espiando numerosas personalidades que previamente criticaron o acusaron a Catar por no garantizar los derechos de las mujeres, de trabajadores y de la comunidad LGBT.

Entre las personas que habrían sido espiadas está la senadora francesa Nathalie Goulet, quien acusó a Catar de financiar el terrorismo islámico; el periodista Jonathan Calvert, quien investigó casos de corrupción que permitieron a Catar ser sede del mundial o el abogado húngaro Mark Somos, quien denunció a la familia real de Qatar ante Naciones Unidas.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad