Vehículos

Riesgos de mantener el freno de mano con el carro en movimiento

Arrancar o circular en el carro con el freno de mano puesto puede ocasionar daños irreparables en el vehículo.

Getty Images / Alvaro Medina Jurado

El freno de mano, o también llamado freno de estacionamiento, es una pieza independiente del sistema de frenado convencional de un vehículo. Su uso es recomendado para emergencias, en caso de que el automóvil llegue a perder los frenos que se accionan con el pedal.

Lea también

¿Cómo funciona el freno de mano?

La mayoría de los carros utilizan un sistema hidráulico que con el tiempo ha avanzado en materia tecnológica para hacer de esto algo confiable y seguro para el conductor, pero, por otro lado, el freno de mano simplemente cumple la función de inmovilizar el vehículo, según Ford, a través de un cable de acero y varillas que llegan a los tambores o discos, ubicados en las llantas de atrás dejándolas completamente rígidas.

Como se mencionó anteriormente, su función principal es bloquear el vehículo por completo en caso de que se requiera, como por ejemplo en una pendiente, ya que la inercia junto con el peso del vehículo hacen que se ruede por la inclinación.

En ocasiones es utilizado en carreras, en las que, por la velocidad, se debe accionar para derrapar en curvas cerradas, sin embargo, para esto se usa un freno de mano totalmente diferente, más especializado, por lo cual en un carro convencional no es recomendable intentarlo.

¿Qué sucede si el freno de mano está activado mientras el carro está en movimiento?

El problema principal es el daño que puede ocurrir en el sistema de frenos, aunque el freno de mano es independiente, las pastillas o tambor de las llantas de atrás son los más afectados debido a la fricción generada en lo que es el tambor o los discos con las pastillas.

Además de un posible desgaste, se puede generar un sobrecalentamiento que puede deformar diferentes partes o componentes de los frenos traseros, además estas se cubrirán de esmalte proveniente del líquido de frenos del sistema de enfriamiento del carro, alargando la frenada y atentando directamente con la seguridad del conductor y sus pasajeros. En un caso muy extremo, se puede provocar un incendio que puede llegar a dañar el vehículo como tal.

Además, si es muy regular que sin querer se quede el freno de mano puesto mientras el automóvil está en movimiento, es posible que en un futuro no muy lejano se presente un desajuste anticipado de los frenos: Esto es muy peligroso, ya que en una situación en la que se deba colocar el freno, ya sea en una pendiente o lugar con cierta inclinación, el vehículo no se va a detener por completo, siendo una potencial amenaza no solo para el conductor, sino para su entorno.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad