Ciudades

¡Desalojados!

Hacia las 10:00 de la mañana intervino la Policía en el predio Guácimo ubicado en el corregimiento de El Caguán de Neiva.

Hasta el momento las autoridades no entregan un reporte oficial de heridos.

Neiva

A esta hora transcurre el proceso de recuperación del predio ubicado en la zona sur de la capital del Huila, en el corregimiento de El Caguán donde cerca de 1500 familias; más de 3000 personas permanecieron por 36 días invadiendo un predio de 17 hectáreas de tierra, pertenecientes a la empresa Pricer Ltda.

El proceso que se anunció se realizaría hacia las 7:00 de la mañana de hoy, inició con varios intentos de diálogo entre autoridades, instituciones y organizaciones garantes de Derechos Humanos y la comunidad; sin embargo, tres horas después no surtió efecto.

“Se agotaron todas las alternativas, intentamos que la comunidad desalojara el sitio por voluntad, pero no fue posible. La decisión jurídicamente estaba dada, y debía cumplirse”, afirmó Juan David Rincón personero delegado para los Derechos Humanos de Neiva.

A las 10:00 de la mañana, con la presencia de la Defensoría del Pueblo, se hizo el último intento de retiro voluntario; sin embargo, no surtió efecto, por lo cual la última instancia fue ordenarles a los más de 400 uniformados de las diferentes especialidades de la Policía, intervenir.

En el sitio bombas molotov, caucheras y armados con machetes y palos, la comunidad intentó evitar que la fuerza pública ingresar, cortaron arboles que restringieron la vía; pero nada fue posible, el ingreso de despeje era inminente.

Cerca de cuatro horas más duró el proceso de destrucción del sitio, de los más de 1000 ‘cambuches’ donde permanecieron niños, mujeres en estado de embarazo, adultos mayores y demás población desde el pasado 22 de agosto.

Sandra Chala, es una de las invasoras, en diálogo con Caracol Radio dijo que había desalojado voluntariamente, que no quería que nadie resultara lastimado pero que se les garantice una vivienda, pues ella es una adulta mayor, sin posibilidades de empleo y sin familia.

“Lo único que le pedimos al gobierno de Gustavo Petro es que nos ayude, y el alcalde de Neiva también porque nunca nos cumplió lo que nos prometió, solo vino por votos y se olvidó de nosotros”, afirmó la mujer.

A esta hora, en la zona, aunque no se registran enfrentamientos entre la comunidad y las autoridades, permanecen en el proceso de destrucción de las improvisadas casas que allí se establecieron.

Hasta el momento las autoridades no entregan un reporte oficial de heridos.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad