Justicia

Animales salvajes

Un elefante mata a investigador colombiano en Uganda

Sebastián Amaya Ramirez, investigador de la Universidad del Estado de Arizona, se encontraba junto a otro colega, en el parque de Kibale.

Cortesía: Getty Images

Un investigador colombiano murió plastado por un elefante en el parque nacional de Kibale, en el oeste de Uganda, anunció el lunes 11 de abril la autoridad al cargo de estos parques.

Sebastián Ramírez Amaya, investigador de la Universidad del Estado de Arizona (Estados Unidos), se encontraba junto a otro investigador, y un guía, en el parque de Kibale, conocido por su fauna y su centro de investigación.

"Se encontraron con un elefante solitario que los embistió, obligándoles a huir en diferentes direcciones. El elefante siguió a Sebastián y lo pisoteó, provocándole la muerte", declaró la autoridad ugandesa que gestiona los parques nacionales en un comunicado.

Lea también 

"No hubo incidentes parecidos en los últimos 50 años en el parque nacional de Kibale", añadieron.

A finales de enero, un elefante mató a un turista de Arabia Saudita cuando este abandonó el vehículo en el que viajaba con sus amigos por el parque Murchison Falls.

¿Quién era Sebastián Ramírez Amaya?

Sebastián se graduó como biólogo de la Universidad de los Andes, en Bogotá. Centró sus investigaciones en la exploración de la ecología y el comportamiento de los monos y simios del nuevo y del viejo mundo, en diferentes regiones de América del Sur y África Oriental. Actualmente, se encontraba realizando un doctorado en Antropología Evolutiva en la Universidad del Estado de Arizona.

Trabajó en la estación de Biodiversidad Tiputini en el Parque Nacional Yasuní, Ecuador, estudiando la ecología y socialidad de los monos araña de vientre blanco. Allí, estuvo en compañía de Diego Mosquera, Coordinador de Investigacion de la Estacion y quien dijo a Caracol Radio que “Sebas seguía a los micos en largas jornadas diarias. Siempre fue una persona alegre, muy centrada y amable”.

Mosquera también comentó que Sebastián, “fue un gran científico […] a raíz de esa experiencia en África, Sebas decidió continuar sus estudios con chimpancés, a través de un doctorado en Arizona State”. Concluyó que “su partida es una grandísima pérdida para la primatología de Colombia y de América. Y por supuesto, deja un vacío enorme entre quienes lo conocimos”.

En el país, la Asociación Primatológica Colombiana lamentó la muerte de Sebastián y recordaron su trayectoria y aportes a este campo de la investigación, “Recordaremos siempre su pasión y amabilidad infinita, sus palabras de ánimo, sus risas, y sus bromas que llenaban de alegría el lugar donde se encontraba”, dijeron.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad