Internacional

TENSIÓN DIPLOMÁTICA

EE.UU. y Alemania unidos en las sanciones contra Rusia

El presidente Joe Biden amenazó que si Moscú invade Ucrania no habrá gasoducto Nord Stream 2, que une Rusia con Alemania.

El presidente Joe Biden y el canciller alemán Olaf Scholz en la Casa Blanca / . (Getty)

El presidente Joe Biden se reunió este lunes con el canciller alemán Olaf Scholz para discutir un paquete de sanciones que se está preparando en contra de Rusia en caso de que incursione. Desde la Casa Blanca, Biden aseguró que ambos países adoptarían un enfoque "unido" ante las crecientes tensiones entre el Kremlin y Ucrania, a pesar de las preocupaciones de que Alemania no ha sido un socio lo suficientemente contundente para confrontar a Vladimir Putin.

"Si Rusia toma la decisión de seguir invadiendo Ucrania, estamos juntos y listos", dijo Biden, de pie junto al canciller Olaf Scholz en la Casa Blanca, "y toda la OTAN está lista".

La reunión, la primera desde que Scholz asumió el cargo en diciembre, se da en medio de las graves acusaciones de Estados Unidos contra Rusia de una invasión, luego de que Moscú concentrara más de 100.000 soldados cerca de la frontera de Ucrania.

El canciller firmó una serie de sanciones económicas punitivas contra Rusia en caso de que incursione en Kiev, una de ellas, cancelar un proyecto de gasoducto, Nord Stream 2, que une ambos países y que está pendiente de comenzar a funcionar. Sin embargo, no se aclaró cómo se hará.

"Si Rusia invade, eso significa que los tanques y las tropas cruzan la frontera de Ucrania nuevamente, entonces ya no habrá un Nord Stream 2", dijo Biden. "Le pondremos fin".

Scholz agregó que "estaremos unidos. Actuaremos juntos y tomaremos todos los pasos necesarios y todos los pasos necesarios los tomaremos juntos".

Al mismo tiempo, el secretario de Estado, Antony Blinken, se reunió con el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, con el objetivo de asegurar el suministro energético a Europa en el caso de que Rusia incursione en Ucrania. Una tensión que calificó Blinken como "los momentos más peligrosos para la seguridad en Europa desde el final de la Guerra Fría". Agregó que "no es alarmismo, son los hechos".

Borrell, el jefe de la diplomacia europea afirmó que "nadie concentra 140.000 soldados fuertemente armados en la frontera de un país" sin que esto "represente una fuerte amenaza". "140.000 soldados en la frontera no están para tomar el té", recalcó.

Estas reuniones en Washington se dan luego de que el asesor de seguridad de la Casa Blanca, Jake Sullivan, advirtiera que Rusia podría invadir Ucrania en cualquier momento, aseguró que si estalla una guerra entre ambos países, tendría un costo humano enorme, potencialmente se calculan 50.000 muertos.

"Una incursión podría pasar tan pronto como mañana o en dos semanas, Putin tiene la capacidad militar para hacerlo en cualquier momento", dijo Sullivan.

Sulivan también afirmó que aunque la salida diplomática es cada vez más lejana, sigue estando sobre la mesa. Las 8.500 tropas siguen en alerta máxima, y 3.000 soldados ya fueron desplegados en las fronteras de países aliados de la OTAN.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad