'Palermo' dice que la recta final de La Casa de Papel será de "mucho impacto"

Rodrigo de la Serna habló sobre su experiencia en esta producción de Netflix, que en diciembre llega a su fin.

Rodrigo de la Serna (izquierda) como Palermo en La Casa de Papel. (Colprensa).

Fue el compañero de viajes por Suramerica del Che Guevara, el libertador José de San Martín, el papa Francisco, pero en los últimos años, en casi cualquier ciudad del mundo, la gente lo reconoce y lo saluda como Palermo.

Esas son algunas de las vidas que ha vivido el actor argentino Rodrigo de la Serna gracias a su trabajo, y quien desde la tercera temporada de 'La casa de papel' interpreta al atracador con seudónimo de ciudad italiana, pero también del reconocido barrio de su natal Buenos Aires.

A pocos días del estreno de la segunda parte de la última temporada de esta serie española, fenómeno mundial de la plataforma Netflix, Rodrigo de la Serna habló sobre su experiencia en esta producción, que en diciembre llega a su fin.

- Palermo en la recta final de ‘La casa de papel’, ¿Cómo vive estos momentos de cierre?

Con mucha expectativa. No he visto los últimos capítulos, pero quedamos muy conformes, todo el equipo, con un resultado de mucho impacto. A la gente le ha encantado la primera parte de esta última temporada, en un rodaje arduo, en medio de la pandemia, intenso, bélico, con una guerra de puertas para adentro, lo cual es toda una novedad, porque no se había visto una guerra así, dentro de una habitación. Un trabajo muy duro pero muy grato a la vez.

- ¿Cómo ha sido para Rodrigo entrar y salir de un personaje como ‘Palermo’ temporada tras temporada?

Uno va teniendo familiaridad con el personaje en la medida que lo va construyendo, lo va desarrollando y este va creciendo, lo vas nutriendo con distintos matices. Cada temporada tomó entre nueve y diez meses de rodaje, por lo que te da el tiempo para conocerlo bien, conocer toda su intimidad psicológica, intelectual y hasta metafísica de los personajes, teniendo alianzas y forjando vínculos muy profundos en rodajes tan intensos y con la pandemia de por medio y todo lo que eso implicó. A Palermo lo conozco bastante bien.

- ¿Cómo vio a Palermo en las distintas temporadas de ‘La casa de papel’ en la que participó?

Palermo entra en la historia en la tercera temporada de la serie y produce un estallido, como si fuera un kamikaze, de una manera casi suicida, con su lema de que el fin justifica los medios, los espectadores han podido ver cómo Palermo se ha ido mostrando más humano, menos cínico y hasta vulnerable, donde ha entendido que la vida vale, en especial las de sus compañeros.

Todo esto a pesar de las tragedias que ha atravesado, porque no olvidemos que ha sido un hombre muy golpeado en la vida, en especial cuando pierde el gran amor de su vida, Berlín. En especial, en la cuarta y quinta temporada, pese a todo lo que están viviendo, se pudo ver más de la parte más humana de Palermo.

- Hace énfasis en lo bélico que ha sido ‘La casa de papel’ en su quinta temporada, ¿Actoralmente se necesitó de un trabajo extra?

Claro, porque es un trabajo de mucha precisión técnica. Lo más grato para mí es que luego de 20 años de trabajo actoral, no he parado de aprender, y como nunca había hecho una serie o película con tanta acción, tan puntual y con tantos meses de grabación, más en la quinta temporada que fue totalmente bélica, por lo que se requería demasiada precisión y eso necesita de otras habilidades y en especial, de mucha paciencia.

Me costó porque soy un actor más lúdico, más pasional si se me permite la expresión, pero en esta temporada no había espacio para ello, era precisión y cero improvisación. Hay que poner la bala en el centro, literalmente.

- ¿Cómo un actor con 20 años de experiencia, ha visto la transformación de la televisión a las plataformas de streaming?

Evidentemente llegaron para cambiar las reglas de juego. Así como en el caso de las redes sociales, que aún no entendemos del todo su alcance, con lo positivo y lo negativo que puede generar esto, como el permitir ver producciones que usualmente no llegaban a nuestros territorios y viceversa.

- ¿Ahora, Netflix puso a disposición de sus usuarios ‘Okupas’, una serie de culto argentina en la que usted participó hace más de dos décadas?

Es una serie de culto en Argentina hace 21 años, que se seguía viendo esa serie las nuevas generaciones, incluso en los parques podías encontrar los DVDs con los capítulos de la serie, y más adelante a través de Youtube, pese a la degradada calidad con la que montaban los capítulos, gratamente veía que la gente la seguía.

Es una serie de una calidad artística nunca antes vista en la televisión argentina. Es una obra maestra, sin lugar a dudas.

- ¿Qué viene para Rodrigo de la Serna para el próximo año?

Tengo algunas propuestas pero nada en concreto. Vengo de más de año y medio de muchísimo trabajo, pese a la pandemia, por lo que la prioridad será tomar un buen descanso y encontrarme con la familia, pero ante una buena propuesta, un buen personaje, no suelo pensarlo mucho y acepto rápidamente.

- ¿Alguna anécdota en las grabaciones de la etapa final de ‘La casa de papel’?

Miles, tantas que ya no se pueden contar. Pero el último día de grabaciones realmente fue demasiado emotivo, había mucho amor y nostalgia. Fue un largo día, pero lleno de emociones muy profundas.

- Como actor, ¿fue difícil despedirse de Palermo?

Realmente no, es más difícil dejar el equipo de trabajo, los amigos que haces, pero dejar los personajes es una tarea fácil, quizás porque actuó desde los 12 años y ya tengo 45, así que si tuviera problemas de salir de los personajes, sería un gran problema psiquiátrico.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir