Conservar y restaurar nuestros ecosistemas

El llamado de la ONU para salvar el planeta.

En el 2019 la asamblea general de las Naciones Unidas declaró el decenio 2021-2030 como la década por la conservación y restauración de los ecosistemas dado el reconocimiento de la importancia de conservar, pero sobre todo, de restaurar los ecosistemas amenazados en todo el planeta. América Latina y el Caribe son fundamentales en este esfuerzo, ya que cuentan con 7 de los países más biodiversos del planeta.

Colombia está catalogado como el segundo país más biodiverso del mundo, con 56.343 especies, entre fauna y flora. Es el primero en aves y orquídeas; el segundo en plantas, anfibios, mariposas y peces de agua dulce; el tercero en palmas y reptiles; y el cuarto en mamíferos. Por esta razón como sociedad debemos dar un paso al frente en su protección y conservación.

Colombia tiene un plan nacional de restauración con una meta ambiciosa. Son cerca de 300 hectáreas para este cuatrienio que fueron ubicadas en diferentes zonas del país dónde se requiere de una intervención, áreas de ecosistemas que necesitan ser restaurados y que coinciden con la conectividad ecológica que ha sido afectada de una manera importante.” Rodrigo Botero, director general de la Fundación para la conservación y el desarrollo sostenible.

Los ecosistemas más amenazados del país son el bosque seco tropical, el desierto tropical, los ecosistemas húmedos (como los humedales de los departamentos de Boyacá y Cundinamarca) y el bosque húmedo tropical del piedemonte llanero. Son vastas extensiones de territorio, hogar de miles de especies que se deben conservar con el esfuerzo de todos los colombianos. Así lo resalta Manuel Becerra Rodriguez, profesor emérito de la Universidad de Los Andes y ex ministro de medio ambiente, “en Colombia hay dos grandes prioridades, la primera es detener la deforestación que es la de mayor gravedad. La Amazonía se enfrenta a un eventual proceso de sabanización que convertirá a la selva amazónica en sabanas con poca cobertura de árboles, mientras que la región Andina solo conserva el 30% de sus bosques poniendo en riesgo la zona más biodiversa del territorio colombiano. La segunda prioridad es restaurar los ecosistemas estratégicos más afectados para proteger la rica biodiversidad que tiene nuestro país”.

Una parte de estos esfuerzos privados se ven reflejados en las reservas naturales de la sociedad civil, son grandes esfuerzos de empresas y ciudadanos que buscan aportar para contrarrestar la huella climática de los colombianos, “En las reservas naturales de la sociedad civil se tienen muchas necesidades y las inversiones necesarias para cubrirlas las pueden hacer las empresas a través sus programas de responsabilidad social y ambiental. Esta es una manera de apoyar los procesos de conservación de la sociedad civil que muchas veces no tienen los recursos para seguir el plan de conservación.” Comenta la directora ejecutiva de la red colombiana de reservas naturales de la sociedad civil, Stefanía García Gómez.

Cortesia:Shutterstock

Desde hace 13 años, Enel en Colombia es una de las empresas que ha estado consistentemente comprometida con la protección de los ecosistemas a través de su programa “Enel Biodiversa”, el cual cuenta con varios proyectos de conservación en todo el país. El programa tiene presencia en 10 ecosistemas a lo largo y ancho del territorio colombiano.

Al respecto, Lucio Rubio, Director General País de Enel en Colombia, comenta que “Dos de los trabajos con ecosistemas que más nos llenan de orgullo son los realizados con Bosque Alto Andino, a través del proyecto Bosque Renace ubicado en Cundinamarca, con un área de 690 ha, más de 50 mil árboles sembrados y 196 ha de zona de reserva; y el Bosque Seco Tropical ubicado en el Huila, uno de los ecosistemas más amenazados del país, con un área total de más de 11 mil ha, la siembra de 85.240 árboles de especies nativas, y 918 ha registradas como reserva natural de la sociedad civil, Cerro Matambo.”

El plan de restauración ecológica que Enel lleva adelante con el Bosque Seco Tropical, fue recientemente reconocido de la mano de Pacto Global Red Colombia, entre 175 prácticas empresariales, por sus “Buenas Prácticas en Desarrollo Sostenible” gracias a su contribución al ODS 15: Vida de ecosistemas terrestres. La iniciativa se centra en la implementación de estrategias de conservación, protección y restauración de la biodiversidad del ecosistema, así como de la creación de valor compartido y la generación de conocimiento a partir de los hallazgos obtenidos en la fase de investigación.

Cortesia:Shutterstock

Tras un año de pandemia, el Bosque Renace recientemente abrió sus puertas para que las personas puedan realizar recorridos guiados por los senderos delimitados, avistamiento y contemplación del paisaje desde los miradores, así como hacer uso de la zona de picnic. El horario de visitas es de lunes a viernes, entre las 8 a.m. y las 2 p.m., y los sábados entre las 8 a.m. y las 2 p.m. Para ingresar se requiere una autorización previa por parte de Enel-Emgesa, escribiendo un correo a John Rubiano john.rubiano@enel.com y a Juan Sebastián Zayas juan.zayasm@enel.com, o a través de los teléfonos 3153462780 y 3028496769, respectivamente.

Esta reserva es un espacio que Enel en Colombia pone a disposición de los colombianos con el objetivo de sensibilizar y crear conciencia ambiental, mientras respiran un aire más puro, en un espacio de 6km de senderos ecológicos con vistas hacia la casa del salto y la falla geológica del Tequendama.

En total son 60 proyectos de conservación que han tenido logros como la identificación de más de 500 especies de fauna y 200 especies de flora, de las cuales 50 se encuentran en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

El próximo 12 de octubre se hará la Gran Sembrartón Nacional en toda Colombia, en la cual Enel aportará 5 mil de los árboles que serán plantados, y que se suman a los 400 mil que la empresa ya ha sembrado en el pasado en el marco de su programa Enel Biodiversa “Cuando sembramos un árbol, sembramos vida. Acompáñennos en esta jornada nacional, vamos a decirle al mundo una vez más que Colombia es un actor principal en la lucha global contra el cambio climático y que el país está conectado con sus metas ambientales. Lo he dicho en diferentes escenarios y hoy lo repito: si Colombia respira bien, nosotros respiramos mejor”, explica Carlos Eduardo Correa, Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

El compromiso de la humanidad con el planeta para esta década es muy grande y Colombia tiene sobre sus espaldas un reto mayor por las condiciones privilegiadas de sus recursos naturales. Iniciativas como la de Enel Biodiversa orientadas al control de la deforestación, la siembra de árboles y la reducción de las emisiones de GEI, son un gran aporte para frenar el cambio climático y proteger nuestro planeta.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir