El drama de la población discapacitada de Venezuela

Ante la falta de políticas públicas efectivas para atenderlos, las personas con habilidades distintas padecen más que nadie las dificultades del país.

Población con discapacidad /

Con una de las tasas de inflación más altas del mundo (183% de acuerdo con cifras oficiales) y un desempleo que ronda el 50%, Venezuela vive desde hace varios años una profunda crisis social y económica, que ha desencadenado la corriente migratoria más grande de los últimos 50 años, convirtiendo a más de 5 millones de venezolanos en refugiados y/o exiliados a lo largo de América Latina, Estados Unidos y Europa.

Una difícil situación que, además, ha empeorado las condiciones de vida de la personas con habilidades distintas, quienes por su condición física, mental o económica, no sólo tienen que enfrentar -incluso- mayores obstáculos que el resto de sus compatriotas a la hora de buscar nuevas oportunidades por fuera de su país, sino que, además, tienen que padecer a diario las dificultades propias del actual contexto social, relacionadas con la escasez de empleo, el desabastecimiento de productos básicos, los continuos cortes de energía y hasta una pobre infraestructura en las ciudades que les impide movilizarse dignamente.

De acuerdo con Eduardo Frontado Sánchez, experto en temas de inclusión y quien padece una parálisis cerebral, además de los problemas estructurales que padece Venezuela, existen varios elementos puntuales que afectan en mayor medida a esta población, relacionados con el control de divisas, la falta de medicamentos y la migración de buena parte del personal médico. “En mi caso particular, antes de 2016, tenía acceso gratuito a un medicamento importado desde Colombia llamado ‘Toxina Botulínica’ que me permitía, entre otras cosas, aliviar la rigidez muscular de mi cuerpo causada por la parálisis cerebral. Infortunadamente, la mayoría de estos convenios internacionales hoy en día ya no existen, por lo que personas como yo debemos importar desde el exterior los medicamentos que necesitamos para sobrevivir, teniendo que costear por nuestra cuenta su valor total en dólares, sin mencionar los engorrosos trámites que debemos surtir debido al rígido control cambiario que existe desde hace varios años en Venezuela”.

Según la Organización Mundial de la Salud, se estima que actualmente hay 4.500.000 personas con habilidades especiales en Venezuela, las cuales representan casi el 15% de la población total del país.

En Venezuela, el acceso a los servicios y/o beneficios reservados para la población con discapacidad, se otorgan en función de los intereses políticos del Gobierno, más no por cuenta de los diferentes tratados y convenciones internacionales que protegen y garantizan la dignidad y los derechos humanos fundamentales de las personas como yo en todo el mundo. Esto, debido a que para acceder de manera más o menos rápida al ‘Certificado de Discapacidad’, primero debes contar con el denominado ‘Carnet de la Patria’, lo cual no solo es arbitrario e injusto, sino, profundamente discriminatorio”, afirma Frontado.

De acuerdo con la organización Red Venezolana de OSC, la pobreza en Venezuela cobija actualmente a casi el 80% de la población, por lo cual, se puede decir que el rostro real de la pobreza en el país bolivariano, asociado a la discapacidad, se expresa como una fotografía colectiva, donde perfectamente se pueden ubicar las personas con habilidades distintas.

De esta manera, aunque las cifras oficiales no lo evidencien (pues estas brillan por su ausencia) solo basta con mirar a la realidad, para darse cuenta que cada vez más personas con discapacidad integran las largas filas al frente de los supermercados, establecimientos comerciales y taquillas bancarias, en busca de alimentación, medicamentos y hasta dinero en efectivo ante las dificultades para usar los cajeros automáticos.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir