Expedición Páramo

Un viaje a las reservas de agua más importantes del planeta

/

 Un equipo periodístico y científico recorrerá los más importantes páramos del país, territorios biodiversos que surten de agua a más de 17 millones de personas. A través de informes diarios emitidos desde cada páramo, los colombianos llegarán hasta el corazón de un recurso natural único y fundamental para la lucha contra el calentamiento global.


Con el objetivo de que los colombianos conozcan, protejan y se enamoren de los páramos, Caracol Radio y Bavaria con Zalva, la marca de agua que protege los páramos en Colombia, con el apoyo del Instituto Humboldt, Conservation International (CI) y el Programa de Naciones Unidad para el Desarrollo (PNUD), se unieron para recorrerlos y mostrar una radiografía periodística profunda acompañada de las voces de reconocidos científicos y expertos ambientales del país.

Expedición Páramo: una aventura a la fuente del agua y la vida busca sensibilizar a los colombianos sobre la importancia planetaria de estos ecosistemas a través de historias sobre la extrema biodiversidad, las voces de las comunidades y los diferentes proyectos y estrategias que buscan conservarlos.

“Esta expedición recorrerá los páramos más emblemáticos del país por su valor ambiental, su impacto en los ecosistemas de las cuencas, su importancia en la vida de las comunidades y de la sociedad, su biodiversidad y por los desafíos y amenazas que enfrentan”, dijo Alejandro Santos, director de contenidos y proyectos especiales de Caracol Radio.

En Bavaria trabajamos día a día para impulsar la transformación de Colombia a través del impacto que generamos en las comunidades y en el medio ambiente. Estamos comprometidos con el cuidado del agua en nuestros procesos, pero decidimos ir más allá, protegiendo nuestro principal recurso desde la fuente: los páramos. Desde el 2017, a través del programa miPáramo Santurbán, hemos logrado la protección de cerca de 7000 hectáreas de bosque alto-andino, recientemente junto con el Fondo de Agua de Bogotá lanzamos la iniciativa en el páramo de Guerrero en Cundinamarca. En Bavaria tenemos el gran sueño de visibilizar y proteger este importante ecosistema del cual dependemos todos los colombianos” dijo Samira Fadul, Vicepresidenta de Asuntos Corporativos de Bavaria.

Un equipo conformado por periodistas, académicos y científicos visitará los páramos para mostrarle al país la magnitud de los desafíos que enfrentan y la importancia que tienen para las generaciones futuras.

A pesar de que la vida de los colombianos depende en gran parte de la buena salud de los páramos, estos ecosistemas no han sido ajenos a la mano del hombre. Más de 449.000 hectáreas, equivalentes al 15,4 % del área total ya no cuentan con vegetación nativa sino con pastos y cultivos, una realidad que está concentrada en su mayoría en la cordillera Oriental.

“Estamos seguros que este proyecto le permitirá a los colombianos conocer la riqueza de nuestro país y hacer conciencia sobre la importancia del cuidado de las fuentes hídricas que, hasta ahora, ha sido la principal misión de Agua Zalva”, manifestó Juan Alonso Torres, director de la marca.

Durante varios meses, esta expedición se adentrará en lo más profundo de algunos de los páramos colombianos, empezando en los complejos de Almorzadero, Santurbán, Guerrero, Guantiva-La Rusia, Chingaza y Sumapaz.

Por medio de videos, crónicas, reportajes gráficos, podcast e informes radiales que estarán alojados en la plataforma informativa de Caracol Radio, los colombianos podrán sumergirse en la belleza única de los páramos de Colombia.

Esta aventura por los reservorios de agua más importantes de Colombia, además de mostrar la biodiversidad única de los páramos, le dará voz a la comunidad y a las entidades y organizaciones que dedican su vida a defender una de las mayores fuentes de vida del planeta.

¿Por qué nos deben importar los páramos?

Los páramos son ecosistemas de alta montaña que engalanan las cimas de los Andes con sus frailejones, colchones de musgos y árboles del bosque alto andino: una vegetación única en el planeta, bañada por el rocío de la niebla, donde nacen ríos, quebradas, arroyos, turberas, pantanos y lagunas. Ellos son la cuna del agua.

Cerca de 5,5 millones de hectáreas en el mundo están cubiertas por estas tierras paramunas que funcionan como grandes reservorios o almacenamientos de agua y donde habitan especies de animales y plantas que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo.

Con más de 2,9 millones de hectáreas gobernadas por estos tesoros hídricos y biodiversos, Colombia concentra el 52 % de todos los páramos que existen en el planeta, territorios distribuidos en 36 complejos a lo largo de las tres cordilleras, que surten de agua a más de 17 millones de personas, es decir al 35 % de la población nacional.

Por lo menos 73 hidroeléctricas y 173 distritos de riego también se benefician de los páramos, al igual que las 150.000 personas que viven en y de ellos. Esto se debe a que son sitios donde llueve con mucha frecuencia y baja intensidad, lo que le permite a sus suelos y vegetación acumular y liberar agua de manera regulada.

Pero el agua no es el único protagonista en estos ecosistemas. Debido a su aislamiento y ambiente extremo, en los páramos aparecen nuevas especies con mayor frecuencia que en otros lugares del país. “Son sitios que actúan como islas en un mar de montañas, por lo cual las especies que se han originado allí han tenido pocas oportunidades de dispersarse más allá”, de acuerdo con el Instituto Humboldt.

En los 36 complejos de páramos colombianos se han identificado cerca de 4.000 especies de plantas, de las cuales 734 son endémicas o únicas en el mundo, una cantidad que representa el 17 % de la diversidad de flora de Colombia.

También hay registros de 70 especies de mamíferos, 154 de aves y 90 de anfibios. Entre sus animales más emblemáticos están el oso de anteojos, la danta de montaña, el puma, el cóndor de los Andes y la guagua de páramo.

Riqueza contra el cambio climático

Lo extremo de los eventos climáticos, como las sequías y las inundaciones causadas por fenómenos como El Niño y La Niña, depende de lo que suceda en los páramos. Sus suelos son grandes depósitos de carbono por las bajas tasas de descomposición de la materia orgánica y las temperaturas históricamente bajas.

Así, una sola hectárea de páramo puede acumular entre 10 y 180 toneladas de carbono, cantidades que si son liberadas a la atmósfera por actividades como la ganadería y agricultura extensiva, contribuirían a intensificar el cambio climático.

Vegetación, suelos y humedales paramunos pueden retener hasta 10 veces más la cantidad de carbono que almacena un metro cuadrado de bosque tropical, de ahí que estos ecosistemas estén catalogados como altamente vulnerables al calentamiento global.

“Los páramos necesitan posicionarse tanto en la agenda política, económica y social del país como en el imaginario de los colombianos, como temas prioritarios y uno de los ecosistemas más estratégicos en la lucha contra el cambio climático planetario”, recalcó Alejandro Santos.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir