Ejército Nacional Colombia

Tropa del Ejército incorruptible: rechazó sobornos de disidente FARC

En vías del Caquetá, el presunto delincuente ofreció a los soldados dinero para evitar su captura, pero fue en vano.

El capitán Juverney Aroca Orjuela (centro) y sus soldados, rechazaron la millonaria oferta. /

El capitán Juverney Aroca Orjuela y su tropa del Batallón de Operaciones Terrestres No.1, de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega del Ejército, estaban en medio de la lluvia en un puesto de control sobre una vía de la zona urbana del municipio de San Vicente del Caguán, para contrarrestar el accionar de los grupos armados organizados que delinquen en esa región del Caquetá.

De repente, observaron a un hombre sospechoso que se movilizaba en una motocicleta de alto cilindraje, por lo que el capitán Aroca ordenó una inspección.

“Le encontramos 211 millones de pesos, una suma alta y poco común en este sector. No supo cómo explicar su procedencia y empieza a decir diversas versiones: que es de él, luego de un jefe”, dijo el oficial en Caracol Radio.

En momentos en que el capitán Aroca estaba reportando la incautación del dinero al Comando Superior e iniciaba los trámites para la respectiva judicialización del sujeto, el presunto disidente armado le ofreció 50 millones de pesos si lo dejaba continuar con su camino.

De manera inmediata, el oficial del Ejército rechazó el soborno, pero el presunto disidente, insistiendo, hizo ofertas similares a los uniformados de la tropa. “No fue sólo a mí. Empezó a ofrecerles a mis soldados entre 10 y 20 millones de pesos. Ellos me decían que no iban a recibir ese dinero”, aseguró el capitán Aroca.

Según inteligencia militar, la plata era producto de narcotráfico como pago de una pasta base de coca al parecer a la disidencia armada de alias ‘Gentil Duarte’. “Iba a ser empleado para la compra de armamento y explosivos y así atentar contra la fuerza pública”, determinó el capitán.

Los 211 millones de pesos fueron incautados. De estos, el delicuente había ofrecido 50 millones de pesos para que lo dejaran ir. / Cortesía.

Juverney Aroca Orjuela es de Bogotá. Su papá fue policía y le inculcó el respeto y el amor a las instituciones del Estado. A los 18 años decidió prestar su servicio militar en el Ejército. “Aquí es parte fundamental la familia y el Ejército, basados en las creencias de Dios. Da fortaleza para continuar nuestro trabajo en la protección de los colombianos”, aseguró.

Es casado desde hace 14 años y tiene un hijo. Hace cuatro meses no los ve por estar cumpliendo con su deber en zonas urbanas del Caquetá. Aroca tiene bajo su mando dos suboficiales y treinta soldados profesionales, todo un componente militar con experiencia y disciplina para realizar maniobras operacionales.

“Es mi segunda familia. Comparto más tiempo con ellos. Se logra ese vínculo de cariño, respeto y trabajo ameno para garantizar la seguridad de los habitantes de San Vicente del Caguán”, dijo. Aseguró que la situación de soborno jamás le había pasado y ahora puede dormir tranquilo con la satisfacción del deber cumplido.

El capturado, la motocicleta, el dinero y un celular incautado, fue dejado a disposición de Fiscalía General de la Nación, autoridad competente para adelantar el respectivo proceso de judicialización.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir