Educación

"Protocolos para el regreso a clase desconocen el contexto de las escuelas"

En diálogo con el Noticiero de la Mañana de Caracol Radio, Johana Jiménez, una docente bogotana, asegura que los protocolos son “improvisados”.

El ministerio de Salud expidió el protocolo definitivo para el regreso a clases presenciales en alternancia para instituciones educativas e instituciones de educación superior en Colombia.

Establece entre otras cosas, un suministro permanente de alcohol en el 60% las zonas comunes de la institución, baños con suministro de papel higiénico, agua, jabón y toallas de papel para el lavado de manos, salones con ventilación, distanciamiento físico de un metro dentro de las aulas y de dos metros en las áreas comunes y luego de terminar las clases se debe garantizar la desinfección de aulas, zonas comunes, computadores, etc.

Sin embargo, este protocolo no tiene muy contentos a sus maestros quienes aseguran que hasta el momento, no han recibido ni una capacitación sobre cómo van a funcionar el proceso y mucho menos una visita para hacer un diagnóstico de la infraestructura de las instituciones.

“Los protocolos están muy alejados de las comunidades educativas. Nosotros estamos en un colegio que tiene 1300 estudiantes y es un espacio absolutamente reducido, el patio no supera los 50m2, las puertas de ingreso son muy pequeñas y los padres de familia que van de afán, quieren dejar a su hijo rápido porque quieren ir a trabajar, pero se van a demorar porque van a tener que hacer una fila para entrar a la institución, no vamos a poder hacer la desinfección adentro, nos toca en la calle, con todo lo que eso implica. A la fecha no se ha hecho ningún encuentro para dar orientaciones claras del regreso a la escuela, y a algunos colegios les están exigiendo la adaptación de los protocolos sin ni siquiera haber hecho un diagnóstico de qué necesitan”, explica la docente Johana Jiménez.

Le puede interesar:

Incluso, asegura que ni en tiempos de pandemia, cuentan con personal de aseo que en la mayoría de los casos está subcontratado. “Las señoras de aseo general no dan abasto para las instituciones y los estudiantes son los que barren, trapean. Yo me pregunto ahora, cómo va a funcionar, cuando tienen que hacer aseo en periodos de tiempo mucho más cortos. Pero lo más preocupante es que nos va a entregar un termómetro por cada 500 estudiantes, según un documento que me llegó como directiva”, menciona.

Este documento del que hace mención la docente, fue expedido por el Ministerio de Educación en el mes de julio y establece que para el caso de Bogotá se van a dotar a 735 sedes educativas de los elementos de bioseguridad necesarios, cada sede va a contar con dos mil cuatrocientos sesenta y seis millones para adecuar sus instalaciones y se tendrá en cuenta para la entrega:

Hasta 500 estudiantes, 1 lavamanos portátil con dispensador de jabón, 1 tapete de desinfección y 1 termómetro digital infrarrojo.

Entre 500 y 1000, 2 lavamanos portátil con dispensador de jabón, 2 tapetes de desinfección y 2 termómetros.

Más de 1000, 3 lavamanos portátil con dispensador de jabón, 2 tapetes de desinfección y 2 termómetros.

Una situación que para la maestra es preocupante, porque “aunque hagamos horarios, cómo hacemos para coordinar con los padres y los abuelitos que son los que llevan los niños al colegio y tienen que ir a trabajar, esto no es que nosotros no queramos volver a clase, porque extrañamos las aulas y a los niños, pero no podemos improvisar”.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir