Arbitraje deportivo

Sorteo de campo: nueva modalidad durante la pandemia y otros casos atípicos

José Borda le cuenta cómo deberán aplicar esta medida los árbitros durante esta época y le cuenta a qué se exponen si olvidan su moneda.

Por: José Borda

Por 1863, cuando se iba a empezar un partido de fútbol, los capitanes no se ponían de acuerdo sobre cómo hacerlo, para evitar problemas surgió la idea de incluir en el reglamento el “hacer un sorteo”, el cual quedó estipulado en la Ley 8 como “El Inicio y la Reanudación del Juego”.

Dicha ley establece que el capitán que gane podrá elegir el campo en el que atacará su equipo y al otro le corresponderá el saque inicial. Se deberán hacer cuatro sorteos así: el primero, al inicio del partido; el segundo, al comienzo de los tiempos suplementarios en caso de presentarse; el tercero, para escoger la portería donde se cobrarán los tiros desde el punto penal; y el cuarto, para saber quién inicia pateando o tapando los penaltis si se llegase hasta esta instancia.

Este procedimiento lo veremos siempre en todos los partidos sin importar la categoría, el árbitro llama a los capitanes lanza una moneda y uno de ellos escoge su suerte. En la Bundesliga uno de los requisitos adicionales que ha tenido este trámite obligatorio por motivo del COVID-19, es que los jugadores se ubican a mínimo de 1,5 mts del árbitro, con el fin de respetar la distancia de seguridad estipulada en el protocolo. Esta manera particular deberá ser copiada por las demás Ligas del mundo cuando regrese el fútbol y será empleada mientras dure la pandemia.

 

A propósito del tema valdría, la pena citar algunos casos insólitos de sorteos que se han hecho por el mundo, entre los que se encuentran por ejemplo; en Bulgaria, donde en época de Pascua es usual que para iniciar el partido el árbitro lo haga con dos huevos, uno para cada capitán y el que rompa un huevo sobre el otro gana y escoge campo. En Singapur, un árbitro lo hizo con una tarjeta de crédito; ante la sorpresa, los jugadores debieron decidir qué lado del plástico querían, si el que tenía el logo del banco o la banda de seguridad.

En Inglaterra, el árbitro David McNamara, para escoger el ganador del sorteo de campo les pidió a los capitanes, que jugaran “piedra, papel o tijera”, todo porque olvidó la moneda; hay otros silbatos que por el mismo motivo sortean utilizando en su mano una pequeña roca, un pedazo de césped o las tapas de sus bolígrafos, el jugador escoge la derecha o la izquierda y solucionan el problema.

Las Leyes del Fútbol establecen que obligatoriamente un árbitro entre sus elementos de trabajo deberá llevar una moneda para hacer el sorteo, hoy día hay unas monedas de colores o logos que también son permitidas, este tema es algo muy serio que no se debe ignorar, pues cuando un árbitro no la lleva y lo hace con otro mecanismo diferente podría ser sancionado.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir