Tras sismo que dejó graves daños en Puerto Rico, se activa comité de ayuda

El temblor de magnitud 5,8 causó el derrumbe de varias viviendas.

Puerto Rico activó este lunes un comité de respuesta ante el aumento de la actividad sísmica en el sur de la isla, donde un temblor de magnitud 5,8 causó el derrumbe de varias viviendas, el corte de vías secundarias y generó alarma entre la población, aunque no se han reportado víctimas.

El temblor se registró a las 6:32 am., a unos 20 kilómetros de la costa suroeste, causando el colapso de varias viviendas en los municipios de Guánica y Guayanilla.

La intensidad fue de 7 en algunas zonas, lo que generó alarma entre la población, que recurrió a las redes sociales para mostrar imágenes del sismo, del que no se han reportado víctimas.

Las viviendas se derrumbaron al ceder las finas columnas sobre las que se elevan -un tipo habitual de construcción en la áreas rurales-, los muros se resquebrajaron y se produjeron movimientos de terreno que provocaron el corte de carreteras secundarias.

El comisionado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, Carlos Acevedo, informó que cerca de 150.000 viviendas en la isla están levantadas sobre pequeñas columnas y que están en riesgo de colapsar de registrarse un terremoto de gran magnitud.

El presidente del Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico, Juan Alicea, señaló a Efe que se calcula -cifra no oficial- que en la isla unas 200.000 viviendas están edificadas sin pasar por el control de un profesional, lo que significa que en situaciones como sismos están más expuestas a sufrir daños.

En cuanto al resto de construcciones, Alicea aclaró que toda aquella vivienda construida con posterioridad a 1987 está edificada, teóricamente, con unos requisitos que la hace resistente a sismos.

La gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, quien se reunió con jefes de agencia para discutir la situación tras el sismo, exhortó a la ciudadanía a mantener la calma y estar preparados ante cualquier emergencia.

Vázquez anticipó que el inicio de clases en el sistema público se pospuso para el lunes 13 de enero, con el fin de inspeccionar las estructuras de las escuelas.

Agregó que los alcaldes de los municipios en los que se han reportado daños activaron planes de emergencia, mientras el Gobierno central evalúa las necesidades para tomar acción inmediata.

También anunció un comité de respuesta formado por representantes de distintas agencias para tomar todas las medidas necesarias ante hechos de esta naturaleza.

El director interino de la Red Sísmica de Puerto Rico (RSPR), Víctor Huérfano, señaló en conferencia de prensa que el sismo de este lunes será seguido de réplicas durante la jornada y los próximos días, por lo que pidió a la población que tome medidas de seguridad ante la posibilidad de que colapsen algunas estructuras.

"No hay reportes de heridos, pero el mensaje es mantener la calma y seguir la información oficial", subrayó.

Huérfano explicó que la actividad de estos días se debe a que Puerto Rico está situado entre la Placa norteamericana y la Placa del Caribe, lo que sitúa a la isla en medio de las presiones de ambas y a merced de la liberación de energía que se traduce en actividad sísmica.

Cargando