Lo más leído

  • Denuncian discriminación a venezolanos en la Zona T de Bogotá
  • "Cubre lo necesario", le dicen a Mara Cifuentes por esta foto en bikini
  • Maluma confirmó que será el padrino del hijo de Pipe Bueno y Luisa F. W
  • "Hasta en pijama se ve linda", le dicen a Valerie Domínguez por esta foto
  • Asesinan a usuario de TransMilenio dentro de un bus
  • Hombre asesinado dentro de bus de Transmilenio iba hacia su trabajo

Flamengo remontó y espera por Liverpool o Monterrey en la final del Mundial

El cuadro brasileño se impuso 3-1 al Al-Hilal que contó con Gustavo Cuéllar.

Flamengo, campeón de la Copa Libertadores y del Campeonato Brasileño, garantizó un cupo en la final del Mundial de Clubes de la FIFA con una impresionante remontada este martes con la que se impuso por 3-1 al Al-Hilal saudí en el partido por semifinales.

El club más popular de Brasil, que se medirá en la final el próximo sábado frente al ganador del duelo entre el Liverpool inglés y el Monterrey mexicano, comenzó perdiendo, así como en la final de la Libertadores hace un mes en Lima frente al River Plate, pero remontó en el segundo tiempo.

El Flamengo, que disputará la final del Mundial de Clubes tras 38 años de ausencia, venció con goles del uruguayo Giorgian de Arrascaeta, Bruno Henrique y un tanto en puerta propia de Albulayhi.

El técnico del Al-Hilal, el rumano Razvan Lucescu, sorprendió al alinear un equipo más ofensivo que el que usó para vencer al Esperance (1-0) con el francés Bafetimbi Gomis adelantado, y el italiano Sebastian Giovinco, el peruano André Carrillo, el brasileño Carlos Eduardo y Gustavo Cuéllar surtiéndolo.

Así será el camino de la Selección Colombia rumbo a Catar 2022

Pura pasión: padre sorprendió a su hijo con un tiquete para el Mundial

El club más popular de Brasil comenzó atacando con más insistencia y Arrascaeta fabricó un tiro de esquina en el minuto 2.

El equipo saudí demoró cinco minutos para organizarse en la cancha pero a partir de una jugada de Carrillo puso a correr al Flamengo detrás de sus seguidas ofensivas, principalmente con Gomis, Giovanco y un sorprendente Salem Aldawsari.

El primer disparo de peligro, sin embargo, lo hizo Gerson al aprovechar un rebote dentro del área y con el que por poco abre el marcador.

El Al-Halil reaccionó inmediatamente con una gran jugada de Aldawsari que el portero Diego Alves tuvo dificultades para neutralizar. Enseguida Gomis aprovechó el rebote pero sin puntería.

La presión de los saudíes rindió finalmente fruto en el minuto 18 con una jugada iniciada por Giovanco y que Aldawsari concluyó con un disparo dentro del área que terminó engañando a Diego Alves luego de que el español Pablo Marí la desviara.

Así como en la final de la Libertadores, en la que tuvo que remontar luego de que el River Plate abriera el marcador, el Flamengo salió al ataque en busca del empate, pero, vulnerable atrás, le abrió espacio a los jugadores del Al-Hilal que seguidamente sorprendieron con rápidos contragolpes.

El conjunto brasileño parecía perdido en la cancha con sus defensas abusando de las faltas y el peligroso Gabigol totalmente neutralizado por cuatro jugadores que se relevaron en la marca.

Los saudíes, ante el desespero de los sudamericanos, prefirieron administrar su ventaja parcial hasta el final del primer tiempo.

Como era de esperar el Flamengo salió totalmente al ataque en la segunda mitad y, poco después de una jugada de peligro de Gabigol, Arrascaeta consiguió el empate a los 49 minutos al empujar desde dentro del área un balón que Bruno Henrique le tocó tras invadir el área.

El gol no detuvo a los brasileños que salieron tras la victoria siempre buscando a Gabigol, mientras que el Al-Hilal tuvo dificultades para recuperar la calma que lo caracterizó en el primer tiempo.

La paridad duró hasta cuando faltaban 12 minutos para el final cuando, en un rápido contragolpe, Bruno Henrique remató de cabeza un levantamiento hechos por Rafinha desde la derecha y puso al campeón de la Libertadores al frente del marcador.

El puntillazo lo puso Albulayhi en el minuto 82 con un gol en puerta propia al intentar desviar un pase de Bruno Henrique a Gabigol, que esperaba a pocos metros de la portería.

Con dos goles de ventaja cuando faltaban ocho minutos para el final y un jugador a más en la cancha por la expulsión de Carrillo, el Flamengo prefirió administrar el resultado y tocar el balón a la espera del pitido final.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir