¿Qué tanta visibilidad tienen las mujeres en época de elecciones?

El análisis propone evitar el lenguaje sexista; y erradicar la violencia simbólica y mediática.

La Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género revisó cuatro periódicos de amplia difusión en el país y, durante los 36 días más movidos de la campaña electoral, recopiló 144 impresos donde se encontraron 651 piezas informativas y editoriales sobre el proceso electoral.

Mediante el análisis, se pudo ver que la presencia de las mujeres como fuente de información significó el 20%, frente a los hombres que lo hicieron en un 80%. La representación femenina sigue siendo muy precaria en medios de comunicación.

A raíz de estos resultados, la Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género ha propuesto ampliar y renovar las bases de datos para agregar nuevas fuentes de información con el fin de ampliar experiencias e ideas y consultar a las expertas en temas políticos para otorgarles voz propia.

Especial: Candidatos: Propuestas e investigaciones

Los derechos de las mujeres se cubren poco

De acuerdo con el análisis hecho por la red, los derechos de las mujeres como tema de cubrimiento especial de cubrimiento solo alcanzó a ser presentado en 4 piezas (0.61%), dato que indica que los derechos de las mujeres no fueron una temática de la agenda mediática en el marco de la participación política-electoral.

Preguntas a realizar cuando se cubren temas políticos

Es importante, a la hora de realizar análisis sobre candidaturas, hacerse las siguientes preguntas: ¿se incluyen mujeres en el texto?, ¿se incluyen mujeres y hombres de manera equilibrada?, esto posibilitará también hacer un balance propio sobre lo que se redacta y se comparte a las audiencias.

En caso de que no haya mujeres candidatas en una elección, ¿qué se puede hacer? Se preguntar a los candidatos de elección por voto popular, cómo reflejarían en sus programas los enfoques diferenciales para atender a mujeres y a hombres en los asuntos en los que hay mayores afectaciones según el género. Además, se les puede preguntar acerca del cumplimiento de los temas de gobierno y el presupuesto destinado a estos temas.

De acuerdo con el análisis realizada por la red, también se puede indagar acerca de los problemas que afectan a las mujeres como el desempleo, la pobreza femenina, la redistribución del trabajo doméstico, los derechos sexuales y reproductivos, y las violencias contras las mujeres, incluyendo afectaciones por el conflicto armado y las derivadas de su participación política.

Vea también: Candidato de Manizales no propuso subir valor de las multas de tránsito

Además, es esencial investigar sobre la presencia de mujeres y hombres en los partidos y movimientos políticos, en las candidaturas, en la historia de la participación en los cargos de elección popular en los territorios, o en las personas que ejercen el derecho al voto.

Uso de lenguaje que no violente ni sea sexista

Por último, el análisis propone evitar el lenguaje sexista; y erradicar la violencia simbólica y mediática. Para el uso del lenguaje es importante tener presente el uso del femenino en los cargos que representen mujeres, existen entre otras, las palabras alcaldesa, gobernadora, concejala y presidenta.

Según el estudio, el uso del término genérico masculino para nombrar a mujeres y hombres en conjunto, invisibiliza y elimina al género femenino de la representación social. Emplear otros recursos para nombrar puede ser de gran utilidad, algunos ejemplos de esto son los manuales realizados por instituciones públicas y organizaciones.

Por esta razón, la Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género ha construido guías para periodistas.

En cuanto a la violencia simbólica, se han reforzado estereotipos y representaciones que reducen y afectan tanto a las mujeres que participan en política como a las audiencias que reciben estos mensajes.

Hacer conciencia de prejuicios que se traducen en expresiones sexistas y sacarlos se las redacciones, contribuirá al cambio. Nos podemos dar cuenta que esto ocurre imaginándonos la misma expresión usada para las mujeres, en los hombres y si esto los hace ver ridículos (o extraños) probablemente nos enfrentamos a un prejuicio sexista.

Uno de los actores que ejerce este tipo de juicios, además de militantes o directivas de partidos o movimientos políticos, funcionarios públicos, son los periodistas. Por ende, es fundamental eliminar este tipo de violencias de las redacciones para contribuir al cambio y revelarlo sin caer en la revictimización. Este es un reto que el periodismo debe tomar en serio en su diario vivir.

 

 

Cargando