Las peticiones de las empresas enfrentadas por caída del puente Chirajara

Gisaico y Coviandes entregaron sus respectivos memoriales a los árbitros de la Cámara de Comercio de Bogotá.

EXCLUSIVO

Los árbitros del Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá se alistan para dirimir la controversia por el pago de 35 mil millones de pesos (más un reconocimiento de los aseguradores), que la empresa Gisaico tuvo que hacerle a Coninvial SAS (firma de Coviandes, del Grupo Aval) por el desplome del puente Chirajara y la posterior demolición de la única torre que quedaba en pie de esa obra fallida.

Caracol Radio conoció los documentos aportados por las dos compañías ante la comisión de árbitros, así como las peticiones que cada una de ellas hace, algunas de las cuales incluyen la apertura de investigaciones por la presunta comisión de delitos.

Gisaico, constructora del puente en Chirajara, que se desplomó el 15 de enero de 2018, ha pedido que no se tome en cuenta el que ellos llaman peritaje hecho por la firma estadounidense Modjesky and Masters (M&M), en el cual se le considera culpable del derrumbe, por errores en el diseño y en la construcción.

La petición de Gisaico está en un memorial, conocido por Caracol Radio, que le entregó a la comisión el pasado 4 de septiembre. En ese documento también solicita dar traslado a la Fiscalía General de la Nación de hechos allí denunciados y que, en consideración de sus abogados, constituyen delitos, particularmente fraude procesal.

También les solicitan a los árbitros incorporar nuevos documentos como pruebas para el estudio del caso y tomar declaraciones a Alberto Mariño Samper (representante legal de Coviandes), a miembros de la firma de abogados Zurek & Gómez y de QBE Seguros.

Caracol radio pudo establecer que el tribunal ya escuchó por un día completo a los miembros de la firma Moodjesky and Master desde Pittsburgh.

La caída del puente de Chirajara ocurrió a pocos días de que entrara en servicio y le costó la vida a diez trabajadores. Un primer informe de una firma mexicana advirtió errores en el diseño de Gisaico, otra comisión falló en el mismo sentido. Posteriormente, Coviandes contrató a M&M para que hiciera “estudio de causa raíz” independiente y determinara las causas del desplome. Explica Alberto Mariño Samper, que el estudio tenía por objeto hacer el respectivo reclamo a la aseguradora. El primer resultado de ese estudio fue publicado por la empresa el 26 de abril de 2018.

Dicho informe aseguraba que: “El colapso de la Pila B del Puente Chirajara fue una deficiencia (…) debida a un error de diseño (…) La torre C, que aún permanece en pie, está al borde del colapso. Coviandes procederá con su demolición, una vez reciba la autorización de las aseguradoras”.

La demolición se hizo el miércoles 11 de julio de 2018. Tras esa fecha, vinieron las discusiones sobre las responsabilidades económicas entre Gisaico y Coninvial, resueltas judicialmente en favor de la firma de Coviandes a finales de febrero de 2019.

En su memorando, los abogados de Gisaico aseguran que ese proceso fue irregular, debido a que Coninvial alteró los peritajes hechos por la firma M&M, pues asegura que la trazabilidad de documentos no analizados antes, muestran 839 modificaciones realizadas por el representante legal Alberto Mariño y que el informe final estaba listo mucho antes de febrero de 2019, pese a lo cual la firma de Coviandes consiguió extensión de plazos en los tribunales, impidiendo la correcta defensa de la contraparte.

Mariño acepta las observaciones y además explica por qué contrataron a la empresa norteamericana y recibieron la asesoría de María Isabel Zurek y aclara que no se trata de un documento pericial por lo cual consideran “una bajeza” de Gisaico, que sí son los responsables del diseño, la argumentación que han presentado al tribunal.

Cinco días después de la entrega del memorando de Gisaico, el 9 de septiembre pasado, los abogados de Coninvial presentaron sus descargos ante los árbitros de la Cámara de Comercio.

En su respuesta aseguran que no se oponen, y al contrario apoyan, la petición para que se incorporen todos los nuevos documentos que solicita Gisaico, pero dicen que esa empresa “excede esta etapa procesal (y hace) acusaciones absolutamente temerarias y calumniosas, pues su estrategia no ha sido otra que enrarecerlo, llenar de dudas artificiales a los árbitros, ocultar información, traer a colación temas impertinentes, y ahora mismo realizar un ataque desquiciado contra esta parte procesal y Modjesky & Masters”.

También les dicen a los árbitros que “en momento alguno se ha negado que M&M haya asesorado a Coviandes en todo lo relacionado con el colapso de la Pila B y la demolición de la Pila C del Puente Chirajara, ni que se han elaborado varias versiones del informe de investigación ni que para la reclamación a la aseguradora QBE se utilizó y se ajustó en sus formas”.

Con tales testimonios y la incorporación de las nuevas pruebas, los árbitros de la Cámara tomarán en los próximos días la decisión final en este pleito entre particulares por el desastre de ingeniería que tiene atrasada la terminación de una de las vías más importantes para el país, que une a Bogotá con Villavicencio.

Cargando