¿Qué significa la suspensión del Parlamento en el Reino Unido?

Se trata de una medida común pero que será más larga este año y está enmarcada por los debates sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Un aumento en el temor de la población y de la preocupación política generó el primer ministro británico Boris Johnson al anunciar la suspensión del parlamento desde la segunda semana de septiembre hasta el 14 de octubre.

Este es un mecanismo común, que se hace con el inicio de un nuevo gobierno para presentar sus iniciativas y como una especie de receso. También marca el fin del período de sesiones parlamentarias, así como el comienzo de una nueva legislatura con el Discurso de la Reina.

Ese período tradicionalmente es alrededor de 10 días y adicionalmente en septiembre las cámaras del Parlamento hacen un receso de tres semanas. Durante ese tiempo los partidos llevan a cabo sus conferencias anuales.

Vea también: Isabel II aprueba formalmente la suspensión del Parlamento

Pero lo que hace la diferencia esta vez es que esa prórroga es la más larga en tiempos recientes y ha generado polémica teniendo en cuenta el contexto de la salida del Reino Unido de la Unión Europea y que las sesiones volverían apenas dos semanas antes de que esta se dé el próximo 31 de octubre.

Desde distintos sectores han advertido que es una maniobra de Johnson para evitar las discusiones en el Parlamento y darles poco margen en caso de que sea necesario impedir un peligroso ‘Brexit’ sin acuerdo, con el que el dirigente ya ha amenazado si el bloque europeo no cede a sus peticiones.

El líder Laborista y opositor, Jeremy Corbyn, dijo que hará todo lo posible para evitar que eso pase e incluso envió una carta a la reina en la que advirtió sobre las consecuencias de la decisión tomada por Johnson.

Suspender el Parlamento no es aceptable, es un ataque a nuestra democracia para forzar un Brexit sin acuerdo. Johnson tiene miedo de que los parlamentarios discutan el tema”, dijo Corbyn.

Agregó que Johnson puso a la Reina en una posición difícil porque por tradición mantiene cierta neutralidad. Mientras otros dirigentes como el presidente del Parlamento lo han calificado como una “aberración constitucional”.

Vea también: Fiscal general de EE.UU. planea millonaria fiesta en hotel de Trump

¿Qué opción tenía la Reina ante la petición de Boris Johson?

Técnicamente bajo la “prerrogativa real”, la reina Isabel II se podía haber negado a la petición para suspender el Parlamento. Pero en la realidad es una decisión extremadamente difícil para su cargo.

La Reina está obligada según su estatus a seguir la orientación de su Consejo Privado. Además, también por tradición debe mantener cierta “neutralidad política” y sus actos se guían por los pronunciamientos del gobernante de turno.

¿Puede hacer algo el Parlamento para evitar la suspensión?

Los parlamentarios no tienen decisión sobre esta medida. La prórroga del Parlamento no entra dentro de sus propuestas para votación, por lo que políticamente no pueden hacer nada para evitarla.

Sí se esperan algunas acciones legales por parte de los partidos y organizaciones ciudadanas. Ya se han convocado protestas y hay una petición ciudadana que supera las 500.000 firmas para rechazar la suspensión.

Temas relacionados

Cargando