Los audios de la corrupción en el Ejército

Caracol Radio conoció las interceptaciones que están en poder de la Fiscalía y que enredarían a un general en retiro.

La primera fase de la investigación por los hechos de corrupción en el Ejército se concentró en la Cuarta Brigada con sede en el departamento de Antioquia y cuando el general Jorge Romero, hoy en retiro, era el oficial al mando.

Le puede interesar: A juicio disciplinario exsuperintendente por irregularidades en Medimás

Los fiscales recaudaron material probatorio para capturar a nueve personas entre militares y contratistas. Los audios ahora en poder de Caracol Radio confirmar el entramado de corrupción en el Ejército.

Los sargentos en su laberinto

Dos suboficiales de la cuarta brigada conversan ampliamente y sin tapujos sobre la preocupación de un general por la investigación que adelantaba la Fiscalía y relacionada con los hechos de corrupción en la compra de suministros y reparación de vehículos 

Los sargentos, plenamente identificados por la Fiscalía, discuten sobre los anónimos que terminaron por destapar el escándalo de corrupción y que motivó la rabia de un general.

Uno de los sargentos, acusado por sus compañeros de delator, insiste que guardó silencio y que si quisiera denunciar, sólo con una “caja de documentos” que tiene en su casa los podría hundir a todos.

El mismo suboficial aseguró que estuvo a punto de denunciar en el Ministerio de Defensa algunos casos de corrupción que incluso enredan a oficiales superiores al general al mando de la Cuarta Brigada, pero por seguridad se arrepintió.

Consignaciones pendientes

En otra de las interceptaciones se escucha a un contratista, ahora capturado, hablar con una sargento por la entrega de suministros para algunos batallones de la Cuarta Brigada y como se demoran en las consignaciones.

Los contratistas también explican la necesidad de hacer consignaciones pendientes a personas que les ayudaron previamente con los contratos, pagos que esperan en diferentes zonas del departamento de Antioquia.

 “Nos están oyendo”

Dos contratistas, uno ya capturado, advierten a sus interlocutores de las conversaciones que sostienen por teléfono y aclaran que los están interceptando por cuenta de las investigaciones de la Fiscalía, insisten en acudir a otras formas de comunicación.

 Aun y cuando saben que los están escuchando, los contratistas se consideran expertos en el manejo de recursos públicos y dicen que para evitar el seguimiento de las autoridades hasta juegan con el pago de impuestos.

La Fiscalía capturó a dos coroneles, un mayor, dos capitanes, un sargento y tres contratistas, todos se declararon inocentes de los cargos imputados y pendiente está definir la medida de aseguramiento.

Cargando