Rusia teme que el síndrome de Kessler afecte otras potencias espaciales

Este problema no es nuevo y podría afectar a toda la comunidad espacial

Para entender en qué consiste este síndrome, hay que partir desde la idea que el espacio también es territorio de militarización.

En las últimas décadas, potencias como China, Rusia y Estados Unidos han hecho de esto una parte importante de la carrera espacial; la misma que va ganando Estados Unidos gracias a Neil Armstrong y su viaje a la Luna. La conquista del espacio por parte de estas naciones, busca llevar la soberanía de sus territorios fuera del planeta.

Sin embargo, y en el afán por adquirir más territorio espacial que otro país, el ensayo de armamento militar espacial antisatélite implica la destrucción de elementos creados también por ellos mismos, generando así basura espacial.

Lea también: Trump dice que es "la persona menos racista del mundo"

Es ahí donde entra el 'síndrome de Kessler', el cual fue patentado por Donald J. Kessler; esta teoría supone que el nivel de basura espacial sería tal, que chocaría con otros objetos en órbita, generando así un efecto dominó, es decir más basura.

Las consecuencias serían más que claras y a mediano plazo; una de las principales es el impedimento para realizar viajes espaciales con frecuencia y una crisis en la industria militar en el espacio. 

Lea también: Bayer enfrenta 18.400 demandas por uso de glifosato

La Agencia de Seguridad Espacial rusa -Roscosmos- es una de las más preocupadas por la teoría de Kessler. Su director, Dimitri Rogozin, explica que "si las cosas marchan como ahora, todos comenzarán a disparar y destruir sus satélites, y luego estos fragmentos pueden destruir la Estación Espacial Internacional".

La NASA también ha manifestado su preocupación, teniendo en cuenta que recientemente la India realizó ensayos de tecnología militar en el espacio, incrementando en un 5% el nivel de basura espacial.

Cargando