Argentina conmemora atentado al centro judío AMIA con reclamo de justicia

El presidente Mauricio Macri firmó el decreto para declarar a Hezbollah como organización terrorista.

Familiares de las víctimas y sobrevivientes renovaron este jueves su pedido de justicia al cumplirse 25 años del atentado al centro judío AMIA en Buenos Aires, el peor ataque terrorista de la historia argentina que aún sigue impune.

Como cada año desde aquél 18 de julio de 1994, las sirenas de la ciudad sonaron a las 09:53 locales para recordar el momento de la explosión que mató a 85 personas y dejó unos 300 heridos.

El atentado ocurrió un día de semana cuando un coche bomba detonó en la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y en la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), ubicadas en el ajetreado barrio comercial de Once, en el centro de Buenos Aires.

Le puede interesar: Al menos 24 personas murieron tras incendio provocado en Japón

En medio de un silencio sepulcral, centenares de personas se congregaron frente a la reconstruida sede judía y alzaron fotografías con los rostros de las víctimas fatales cuyos nombres fueron leídos en el acto.

Argentina ha acusado por el atentado a altos ex funcionarios iraníes, entre ellos el expresidente Ali Rafsanjani, y al movimiento chiíta libanés Hezbolá.

Irán siempre se rehusó a que fueran indagados. Se sospecha que tuvieron una poderosa conexión local, que aún no es identificada.

Un memorándum de entendimiento con Irán firmado en 2012 por la ex mandataria Cristina Kirchner (2007-2015) buscó, según sus autores, que los acusados pudiesen ser indagados fuera de Argentina, pero nunca se aplicó y ahora se investiga judicialmente como un caso de encubrimiento y traición a la patria.

Le puede interesar: Colombia quiere más sanciones para propiciar un cambio en Venezuela

El fiscal Alberto Nisman, que investigó el atentado y denunció el pacto con Irán, fue hallado muerto en su residencia de Buenos Aires en 2015. Este jueves fue evocado entre aplausos en el acto conmemorativo.

"Veinticinco años después, tenemos el corazón y el alma con el mismo dolor que nos dejó la bomba asesina", dijo el presidente de la AMIA, Ariel Eichbaum.

"¿Cómo es posible que 25 años más tarde no haya un sólo responsable preso por este delito?", se preguntó.

Florentino Sanguinetti, director del Hospital de Clínicas, muy cercano a la sede de la AMIA y que recibió a los heridos, aseguró que, ese día "nos partió la vida en dos, nunca volvimos a ser los mismos", al recordar a los médicos y asistentes que atendieron la emergencia.

Le puede interesar: El fin del capo de capos...

En 1992 otro atentado con bomba había ocurrido en la embajada de Israel con saldo de 29 muertos y 200 heridos, sin que tampoco se hallara a los culpables.

El presidente Mauricio Macri se ausentó en la ceremonia a la que asistieron varios miembros de su gabinete. Por la tarde hará una recordación en la sede de la presidencia.

El miércoles creó por decreto un registro de "organizaciones terroristas", que permitiría incluir el movimiento chiíta libanés Hezbolá.

"La acusación contra Irán y Hezbolá está firme y sólida", dijo Eichbaum.

Cargando