“Por inocente”, Kim Kardashian responde críticas a su colección ‘kimono’

La empresaria continúa poniéndole la cara a las fuertes críticas en Internet.

Kim Kardashian /

La estrella de la telerrealidad ha vuelto a entonar el 'mea culpa' tras su decisión, a la que ya ha dado marcha atrás, de utilizar el término 'kimono' para nombrar su nueva línea de ropa interior moldeadora.

La estrella televisiva Kim Kardashian ha vuelto a pronunciarse sobre la controversia -concretamente las acusaciones de apropiación cultural- que generó su uso del término 'kimono', el cual llegó a registrar incluso como si de una marca de su invención se tratara, para dar nombre a su nueva línea de ropa interior moldeadora.

Vea También:  Sting cancela concierto en Bélgica por razones médicas

En ese sentido, la esposa del rapero Kanye West ha reconocido abiertamente, en conversación con el magazine del Wall Street Journal, que debería haber reflexionado "un poco más" sobre la decisión tomada y, por otro lado, que este tipo de errores le enseñan cada día a afrontar la vida desde un punto de vista menos "inocente".

"Ante lo que ha ocurrido, soy la primera que dice: 'De acuerdo, no me puedo creer que no me diera cuenta antes en esto'. Coincido en que deberíamos haber pensado un poco más sobre ello. Obviamente, mis intenciones eran inocentes, pero lo importante es que estoy escuchando, y de verdad que quiero escuchar más. Y aprender de todas estas experiencias", ha asegurado la también empresaria para, justo a continuación, dejar bien claro el "respeto" que le profesa a la cultura japonesa.

Vea También: La familia de los duques de Sussex podría aumentar muy pronto

"Me encanta Japón. De hecho, mi marido se encontraba en Japón cuando estalló este escándalo. Es un país al que me encanta ir y por el que siento el máximo respeto", ha añadido para subrayar que no pretendía ofender a la sociedad nipona con la elección de un término ligado a una de las prendas más significativas de la milenaria cultura del país.

Otra de las lecciones más importantes que ha recibido de toda esta polémica, asegura Kim, reside en la necesidad de ser mucho más minuciosa a la hora de calibrar los posibles efectos de sus proyectos empresariales, dado el intenso escrutinio público del que ha venido siendo objeto en los últimos años gracias a sus incursiones en el campo de la moda, las cuales le han servido además para desviar ligeramente la atención de su antaño dominante condición de personaje de la telerrealidad.

Vea También: La ausencia de la reina en el bautismo de su bisnieto

"Me estoy percatando de muchas cosas y trato de actuar en consecuencia. Soy consciente de que cada vez hay más ojos sobre mi marca, así que tengo que estar más atenta a lo que ocurre a mi alrededor y a las diferentes perspectivas que hay sobre las cosas, para poder aprender y evolucionar. Soy más responsable de lo que hago y trato de hacer lo correcto", ha admitido en la misma entrevista.

Cargando