Santrich: “A todas las víctimas les digo perdón, perdón, mil veces perdón”

Las declaraciones del ex guerrillero de las Farc se dió mientras estuvo acompañado de varias víctimas del conflicto.

Jesús Santrich /

En el salón de prensa del Senado, el representante de la Farc, Jesús Santrich, pidió perdón a las victimas del conflicto por la respuesta que dio en octubre de 2012, en La Habana, sobre si las Farc estaban dispuestas a pedirles perdón por sus acciones armadas.

“De manera desacertada, sin pensar las consecuencias que se pudieran generar, pero sin mala intención, respondí con el estribillo de quizás, quizás quizás (...) A las víctimas que se sintieron y que efectivamente fueron agraviadas y a todas a las víctimas en general hoy les digo perdón, perdón, mil veces perdón”, afirmó Santrich.

Así mismo el exguerrillero reiteró su compromiso derivados del acuerdo de paz y aquellos contraídos con el sistema integral de verdad, justicia, reparación y no repetición.

“Hoy reitero que nuestro compromiso es con la reconciliación total del pueblo colombiano y lamento que este desafortunado incidente haya sido utilizado para seguir generando odios. Así, como que allá trenzado los esfuerzos de fondo por la superación de la guerra y la satisfacción de los derechos de las víctimas y de las pobrerías de Colombia”, puntualizó.

La declaración se dio mientras el excombatiente estuvo acompañado por varias víctimas del conflicto, entre ellas el representante John Jairo Hoyos, hijo de uno de los 11 diputados secuestrados y asesinados por las Farc.

Esta fue la declaración completa de Jesús Santrich:

Esta convocatoria es para hacer una declaración que la digo más con el corazón que con la razón.

Hoy 19 de junio de 2019 quiero ratificar de forma pública todos mis compromisos derivados del acuerdo de paz y de manera muy especial a aquellos contraídos con el sistema integral de verdad, justicia, reparación y no repetición.

Luego de reunirme con un grupo representativo de víctimas del conflicto armado a instancias de la comisión de seguimiento y monitoreo a la ley de víctimas de la cámara de representantes, en cabeza del congresista y víctima John Jairo Hoyos, deseo hacer una declaración solemne que pido ustedes sea difundida en la medida de lo posible.

Me dirijo a toda Colombia y particularmente a las víctimas, aquellas que padecieron de manera injusta la afectación violenta derivada de la guerra y de los actos de la insurgencia adelantados durante los largos años de nuestro levantamiento en armas.

Reitero mi fidelidad con la declaración de los 10 principios del acuerdo del punto cinco de víctimas que se firmó en La Habana el siete de julio de 2014 y que fue construido conjuntamente con el gobierno. El reconocimiento de todas las víctimas del conflicto, el reconocimiento de responsabilidad para no intercambiar impunidades, la satisfacción de los derechos de las víctimas, la participación de las víctimas, el esclarecimiento de la verdad, la reparación integral de las víctimas, las garantías de protección y seguridad, la garantía de no repetición, el principio de reconciliación y el enfoque de derecho de las víctimas.

En consecuencia y de la manera más sincera y con profundo convencimiento, seguro de que los sentimientos encontrados o los malos momentos nunca justifican los errores que uno pueda cometer, quiero pedir más que unas excusas, deseo tener una vez más y de manera inequívoca: Perdón, perdón, por el daño que se hubiese causado por aquel comentario que hiciere en octubre del 2012, al ser preguntado por un periodista de si en las FARC estábamos dispuestos a pedir perdón a las víctimas, a lo que de manera desacertada, sin pensar las consecuencias que se pudieran generar, pero sin mala intención, respondí con el estribillo: Quizás, quizás quizás.

A las víctimas que se sintieron y que efectivamente fueron agraviadas y a todas a las víctimas en general, hoy les digo perdón, perdón, mil veces perdón.

Ofendí sin que fuese mi voluntad, no sólo a las víctimas sino también a muchos de los millones de colombianos que creen en La Paz y en la reconciliación.

Hoy reitero que nuestro compromiso es con la reconciliación total del pueblo colombiano y lamento que este desafortunado incidente haya sido utilizado para seguir generando odios. Así como allá trenzado los esfuerzos de fondo por la superación de la guerra y la satisfacción de los derechos de las víctimas y de las pobrerías de Colombia.

Este hecho con el cual he sido estigmatizado y que ha sido aclarado en otras oportunidades, lo uso para insistir a la autocrítica, más allá de que hubiese sido un hecho preterintencional, y esto lo hago con el ánimo de dar paso certeros para la reconciliación de nuestro país.

Lea También: Con tutela buscan tumbar decisión que dio libertad a Santrich

Soy plenamente consciente del sufrimiento que han vivido millones de seres humanos en nuestra patria por cuenta de la confrontación, soy también consciente que todas las víctimas de todos los lados requieren que todas las partes del conflicto, incluyéndonos a nosotros, reparemos mediante múltiples acciones el daño y el dolor causados.

Hoy con el mayor respeto respondo sin reticencia alguna esa misma pregunta que se me hiciera en aquella fecha.

Yo soy Seuxis Paucias Hernández, Representante a la Cámara, en virtud del acuerdo de paz, conocido por el nombre de una víctima del Estado, Jesús Santrich, asesinado y militante de la exterminada unión patriótica.

Estoy dispuesto a cumplir de manera plena mi compromiso y de aportar toda la verdad que conozco sobre el conflicto, a contribuir en el proceso integral de reparación a las víctimas, a compadecer ante todas las instancias del sistema integral de verdad, justicia, reparación y no repetición, a trabajar para que se remuevan las causalidades de la guerra y se superen sus crueles consecuencias y a poner todos mis esfuerzos por conquistar las necesarias garantías de no repetición.

En mi ejercicio parlamentario ante la cámara de representantes en pleno aspiro a poner de pleno mi participación de los diálogos de la Habana que a pesar de las dificultades y limitaciones contribuyeron en alguna medida a satisfacer los anhelos de pagos de mis compatriotas y de toda la comunidad internacional.

Quiero exponer y validar mis aportes en la construcción del acuerdo del punto cinco de víctimas. Ahora, si ya hubo dejación de armas de nuestros compañeros y compañeros de combate en las Farc, al pedir perdón, como en efecto lo hago hoy con humildad, invito a todos los actores de la confrontación, armados y no armados, y a la nación entera, a que depongamos los odios, los rencores y la violencia, todo lo malo que puede existir en nuestros corazones y sobre todo al estado a cumplir con lo pactado y a frenar el genocidio en curso que día a día esta generando más y más víctimas.

Cargando