La romántica unión entre Chris Pratt y la hija de Arnold Schwarzenegger

Así fue la íntima ceremonia celebrada en California.

Arnold Schwarzenegger y Chris Pratt. /

Los dos enamorados contrajeron matrimonio este sábado en medio de una íntima ceremonia celebrada en California y a la que solo asistieron sus más allegados.

El actor Chris Pratt y la escritora Katherine Schwarzenegger, quienes iniciaron su sólido romance en el verano del año pasado, ya están oficialmente casados tras la celebración este sábado 8 de mayo de esa esperada boda que llevaban meses planificando.

Vea También: Chris Brown y Drake se unen y estrenan 'No Guidance'

Los dos enamorados se dieron el 'sí quiero' en la localidad californiana de Montecito, como ha revelado hoy domingo la revista People, y se vieron rodeados para ello de un reducido grupo de familiares y amigos.

"El sitio era precioso, con muchas flores y zonas verdes. Era sin duda una localización muy romántica para un enlace de estas características", ha explicado un informante a la citada publicación, a la que también ha confirmado la presencia tanto de los famosos padres de la novia, Arnold Schwarzenegger y su exmujer Maria Shriver, como la del hijo de Chris y su antigua esposa Anna Faris: el pequeño Jack.

"Toda la familia se encargó de tomar fotos para el álbum del enlace, incluidos Maria y Arnold. Todos los invitados se lo pasaron genial y estaban muy felices", ha añadido el confidente.

En lo referente al menú del que pudieron disfrutar los asistentes, las mismas fuentes aseguran que se sirvieron platos "ligeros" y, por tanto, muy apropiados para las temperaturas cada vez más elevadas que se viven estos días en California, en los que tuvieron un claro protagonismo las deliciosas frutas y verduras frescas cultivadas en la zona.

Vea También: La autora de "Cincuenta sombras" lanza la novela "Mister"

"Chris y Katherine tenían claro que solo querían recurrir a productos frescos y naturales del área de Montecito. Optaron por un menú muy ligero y veraniego, con muchos vegetales, y los postres no fueron una excepción: todos ellos sencillos y a base de frutas", publica la revista.

Cargando