Preocupación por el café: ¿qué proponen para ayudar a los cafeteros?

El exministro Cárdenas, Jorge Robledo, el presidente del Congreso se refirieron a la situación actual.

El debate por la situación actual del café sigue y se avivó con la columna del exministro de Hacienda Mauricio Cárdenas que pide al Gobierno, que no prometa lo inalcanzable a las 540 mil familias cafeteras, porque se corre el riesgo de que se desencanten y las consecuencias además de económicas serían políticas.

La Federación, hace unos días agradeció el paquete de ayudas que anunció el gobierno por 255 mil millones de pesos, pero también advirtió que no es suficiente porque los costos de la producción no se están cubriendo.

Le piden al Gobierno que se reevalué, “el activador fijado para la entrega de los recursos del Incentivo Gubernamental para la Equidad Cafetera (IGEC) en $715 mil por carga de 125 kg de café pergamino seco (cps), así como el monto del incentivo mismo, de $30 mil por carga”.

¿Por qué la crisis?

“Con sus reclamos los cafeteros han ganado un respaldo del Gobierno Nacional al precio interno del café de 3.000 pesos por carga, pero la verdad es que eso es insuficiente, porque de acuerdo con la Federación al producir esa carga vale 782 mil pesos, y con el respaldo y todo están recibiendo por su grano 6.090 mil pesos por carga. Luego los campesinos, los indígenas, y hasta los empresarios se están empobreciendo y quebrando”, afirmó el senador Jorge Enrique Robledo.

Explicó el congresista que esto se da por la mala relación del precio de venta y costo de producción: “Primero, porque las grandes potencias, las transnacionales los compradores extranjeros de nuestro café están pagando un precio de miseria, menos de 90 centavos de dólar la libra de café colombiano. Y ese es uno de los peores precios de la historia de la caficultura mundial”.

En la crisis, dice, también influyen los costos de producción que son muy altos: “son muy caros los insumos, los fletes por los impuestos a los combustibles y los peajes, la tasa de los créditos también es muy alta y hay mucho cafetero entrampada en sus deudas”.

“No” a sacar el café de la bolsa de Nueva York

Por la situación, desde la Federación de Cafeteros se ha dicho que no se descarta desligar el café de la cotización de la Bolsa de Nueva York. Ha explicado el gerente Roberto Vélez Vallejo, que no se trata de sacar el café de la bolsa sino dejar de tomar como referente el precio.

En su columna, dice el exministro que sacar el café colombiano de la bolsa “es un error”, no solo por ceder espacio a los competidores, sino porque nada garantiza que por fuera pagarán más.

El presidente del Congreso, Ernesto Macías, pese a señalar que tanto Cárdenas como el exministro de Agricultura Aurelio Iragorri, son quienes prometieron lo inalcanzable a los cafeteros, está de acuerdo en este punto con él.

“Es (la propuesta) delicada y riesgosa, porque en algún momento puede servir, logrando unos precios importantes pero estando por fuera, la mayor parte del tiempo está expuesto el café colombiano a que no se comercialice”, señala Macías.

Las propuestas

En su columna el exministro asegura que realmente se necesitan mejorar los precios del grano por lo que hay que “crear un frente de productores que actúe coordinadamente”. Y, en ese camino, podría aplicarse tecnologías financieras como el blockchain.

El senador Jorge Robledo, señala que el gobierno debe entrar a hacer un control de los costos de producción, “o si no se va a poder arreglar este problema”. Y agrega: “El presidente Duque en persona debe promover la creación de una organización internacional de países productores para reclamarle a las transnacionales y a las grandes potencias económicas que dejen de maltratar a los cafeteros”.

Mientras tanto en el Congreso, el presidente Ernesto Macías espera el último debate que se requiere para la aprobación del Fondo de Estabilización de Precios del Café, iniciativa de la que es autor. El Fondo tiene como objetivo implementar los instrumentos que permitan garantizar la sostenibilidad del ingreso de las familias.

“Lo mejor es plantear políticas de fondo para que este producto no esté expuesto al vaivén de las circunstancias internacionales. Una de las medidas es la aprobación del Fondo De Estabilización de Precios que solamente le falta un debate en el Congreso”, señala Macías.

La Federación también debe apoyar económicamente

Junto al Fondo de Estabilización, el senador Macías dice que también debe haber un apoyo por parte de la Federación de Cafeteros. Dice que ve bien encaminado al Gobierno facilitando la fertilización para la producción del café, pero se debe trabajar en conjunto.

“Aquí hay que ayudar entre todos. Yo he sido partidario de que la Federación en momentos de crisis también apoye y no se dedique solamente a pedir al gobierno apoyo. También tiene que, de sus propios recursos, de los aportes que ellos manejan también ayudar a subsidiar el precio en estas épocas de crisis”, agregó.

 

 

 

Cargando