JMJ

La JMJ de Panamá, la herencia de Juan Pablo II

El evento organizado por la Iglesia Católica congregará en Panamá a unos 200.000 católicos.

La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Panamá reunirá a jóvenes de todo el mundo en torno al papa Francisco, fue creada en 1986 por iniciativa del papa Juan Pablo II.

La iniciativa fue lanzada hace más de 30 años por Juan Pablo II, quien al inicio de su pontificado, en 1978, a los 58 años y en plena forma física, invitó a los jóvenes de todo el mundo a incentivar su participación en la Iglesia, atribuyéndose así el apodo del "papa de los jóvenes".

Hasta su muerte en 2005, el papa polaco mantuvo relaciones privilegiadas con las nuevas generaciones.

Cada dos o tres años el acontecimiento asume el formato de una reunión internacional de varios días de duración, algunas de ellas presididas por el papa.

Francisco se incorpora el jueves 24 de enero para presidir una ceremonia en el Campo Santa María la Antigua, en la Cinta Costera.

Jóvenes de todo el mundo se reúnen en la ciudad indicada por el pontífice para compartir su fe con los demás y meditar sobre el mensaje que elige para cada ocasión, en lo que ha sido llamado el 'Woodstock' de los católicos".

Después de la edición celebrada en Roma en 1986, le tocó el turno a Buenos Aires (1987), Santiago de Compostela (España, 1989), Czestochowa (Polonia, 1991), Denver (Estados Unidos, 1993), Manila (Filipina, 1995), París (Francia, 1997), Roma (Italia, 2000), Toronto (Canadá, 2002), Colonia (Alemania, 2005), Sídney (Australia, 2008), Madrid (España, 2011), Río de Janeiro (Brasil 2013) y Cracovia (Polonia 2016).

Los jóvenes protagonistas de la llamada "fiesta de la fe" en Panamá se congregarán este año bajo el lema propuesto por Francisco: "He aquí la sierva del Señor; hágase en mí según tu palabra", dedicado al papel de la virgen María y su voluntad de ayudar a los demás.

Después de la muerte, en 2005, del carismático Juan Pablo II, que comunicaba con éxito con los jóvenes, algunos católicos pensaron que el encuentro con la juventud perdería fuerza.

Pese a ello, las ediciones presididas por Benedicto XVI así como por Francisco han congregado a miles de católicos.

En Brasil, la misa de clausura presidida por Francisco reunió a tres millones de jóvenes en la playa de Copacabana de Río de Janeiro, un récord de participación, marcado también por los gestos y el lenguaje fresco y directo del primer pontífice latinoamericano.

Como ocurrió durante su primer viaje en 2013 a América Latina, en Panamá, Francisco quiere empujar a los jóvenes de las periferias a cambiar el mundo, a defender el medio ambiente.

Ustedes "pueden desbaratar los grandes poderes de este mundo", les instó en un mensaje de video.

Al término del evento, el papa concede la indulgencia plenaria a los participantes a la JMJ.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir