TRIBUNA

Ruta Futuro

Ojalá ese mismo camino sea utilizado para encontrar la narrativa que le está haciendo falta al Gobierno de Colombia

Ruta Futuro. Así llamó el presidente colombiano Iván Duque a la nueva política de drogas de su Gobierno, en general una continuidad en el concepto de prevención y de la droga como un problema de salud pública, como lo planteó el Gobierno anterior, incluyendo con un cambio semántico, la sustitución de cultivos ilícitos como la apuesta por la legalidad en los territorios.

En buena hora porque honra en el debate mundial sobre drogas a Colombia, que ha venido planteando una salida más realista y no terminamos invirtiendo, a estas alturas, la ecuación. Por el contrario, apostarle a esa nueva vía dignifica al campesino cultivador; dos, reconoce al adicto o consumidor como un enfermo; y tres, obliga a los países compradores a asumir su enorme y esquiva responsabilidad histórica.

Lea la columna completa en El País de España.

Cargando