Mary Blanco, la árbitra colombiana que estará en el Mundial femenino

La asistente fue designada por la FIFA para participar en el Mundial Femenino de Mayores.

Por José Borda, analista arbitral de Caracol Radio:

La árbitra asistente, Mary Cristina Blanco, fue designada por la FIFA para participar en el Mundial Femenino de Mayores que se va a jugar en Francia del 7 de junio al 7 de julio de 2019. En total nombraron 27 arbitras y 48 asistentes de todo el mundo para la máxima competición femenina de la FIFA, de ellas 12 son sudamericanas y 1 colombiana.

En este nombramiento, la Comisión de Árbitros del ente rector del fútbol en el mundo fue coherente con la juez colombiana, pues la ha traído en el proceso, la ha capacitado y le ha dado mucha regularidad en torneos internacionales. Claro, la árbitra asistente boyacense también ha respondido con su trabajo en dichas competiciones y ha superado sus pruebas físicas y teóricas; de hecho viene de actuar recientemente en el Mundial Sub-17 que se jugó en Uruguay y que terminó el pasado 1 de diciembre, en donde hizo una excelente labor y creo yo, que ahí selló su tiquete para estar en el Mundial galo.

Blanco nació en Pesca Boyacá, es administradora de empresas con especialización en finanzas de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, se inició como árbitra en el Colegio de Árbitros de Boyacá hace 15 años y en Colombia ha actuado en las 2 finales de la Liga profesional femenina que se han jugado 2017 y 2018; además de participar regularmente en partidos masculinos de la Primera B del fútbol profesional.

 El palmares de la jueza colombiana es notable en cuanto a la participación en competiciones internacionales femeninas desde su inicio como asistente: en 2016 estuvo en Venezuela en el Sudamericano Femenino Sub-17; en el 2017 participó de la Copa  Algarve que se jugó en Portugal, y ese mismo año en la Copa Libertadores en Paraguay; en 2018 estuvo en la Copa América de Chile y en el Mundial Sub-17 de Uruguay.

 Mary con trabajo, disciplina y dedicación se ha abierto su espacio internacionalmente, sin embargo, en Colombia parece que poco valoran ésto pues desde hace varios años ella ya debería estar actuando regularmente en la primera división del rentado nacional. Capacidad, estado físico y experiencia los tiene todos ¿Será que es el "machismo recalcitrante" que existe todavía en el fútbol colombiano es el que le impide cumplir una de las pocas metas que le faltan dentro del arbitraje?

Cargando