Deplorable situación de hacinamiento en cárceles de Pasto e Ipiales

Los internos que no tienen celda asignada dejan sus pertenencias en los pasillos, denuncia la Contraloría.

Tras una visita de la Contraloría General a las cárceles de Pasto e Ipiales, en Nariño, la entidad encontró que persisten las graves situaciones de hacinamiento y de salubridad que, incluso, llevaron en abril a la Corte Constitucional a ordenar medidas urgentes para resolver esta situación, sin embargo el panorama no ha cambiado. 

El informe del ente de control da cuenta que en su visita a la Cárcel de Varones de Pasto se evidenció que, los internos no cuentan con áreas de comedor para consumir alimentos, el sobrecupo en los patios del establecimiento, se evidencia en lo encontrado en los pasillos, donde los internos que no cuentan con celda asignada, deben dejar sus pocas pertenencias en las vías de circulación, donde pernoctan en las horas de la noche.

Agrega la Contraloría que el hacinamiento en este lugar, se replica en la Reclusión de Mujeres, que funciona como patio separado al interior del penal, donde en una celda para 2 personas deben dormir 5 y las instalaciones son reducidas.

Por su parte, en la Cárcel de Varones de Ipiales, el ente de control encontró que el inicio de las obras de intervención de la infraestructura hidráulica del establecimiento, “agravó el hacinamiento ya existente en dicho penal, ya que es necesario mantener libre el área donde se realizarán los trabajos, y los internos deben ser redistribuidos en los restantes patios, lo que lleva a que muchos de ellos pernocten en los baños, sitios que por su estado actual requieren ser reparados”.

Cargando