Lo más leído

  • El 53% de los habitantes de Bogotá ya se habrían contagiado de la COVID-19
  • Funcionario del CTI y su esposa imputados por violar información reservada
  • En un bagre salió el mayor de la lotería de Santander
  • Falleció el 'Teacher' Berrío en su cumpleaños número 54
  • Volverá el pico y cédula a Cartagena
  • Trasladan paciente desde Barranquilla a Cundinamarca ante demanda de UCIs

Hoy es noticia

Más temas
Tutela

Corte favorece a niña que camina en zonas boscosas para llegar al colegio

Ordenó garantizarle un transporte escolar desde la salida de su casa hasta la institución.

La Corte Constitucional estudió el caso de una menor de 13 años que tiene que afrontar una travesía todos los días para poder asistir al colegio. Su padre es un agricultor de bajos recursos y puso una tutela para que la dejaran estudiar en un instituto de bachillerato para adultos, solo porque éste brinda unos horarios más accesibles y seguros para su desplazamiento.

La niña, relata su padre, debe cruzar “zonas boscosas, solitarias, con presencia de animales peligrosos en horas de la mañana donde la oscuridad aún permanece” debido a que el transporte escolar que brinda el municipio pasa a las 6 de la mañana y ella debe salir a las 4 de la mañana.

El alto tribunal ya ha señalado la posibilidad de que se abran estos cupos excepcionales para menores, pero ha señalado que “no basta la alusión a una difícil situación económica de las familias de quienes funjan como accionante, sino que dependerá de las circunstancias de cada caso”. Para esto, dice que el instituto que le negó el cupo por ser menor de 15 años no le violó sus derechos, sino que la vulneración proviene específicamente del departamento de Santander y del Municipio de Hato, donde se ubica la zona rural en la que vive.

Por ello, dice la Corte, este caso tiene que ir mucho más allá, pues el Estado tiene la obligación de “crear, construir y financiar suficientes instituciones educativas para todos aquellos que demandan su ingreso al sistema”, y en este momento, por falta de instituciones la niña, “debe afrontar una carga excesiva a diario para acceder a los servicios educativos que presta el municipio. En este sentido, debe recorrer cerca de una o dos horas a pie para acceder al transporte escolar que la lleva a la sede del Instituto Técnico Agropecuario de Hato en el casco urbano de Hato, único centro educativo en el municipio que presta los servicios de educación requerido por la niña”.

Ordena entonces que le garanticen el cupo en el colegio en el que venía estudiando, así como a sus hermanos, pero con un transporte que sí sea apto y garantice su seguridad, pero también que actúen en la frente a la falta de accesibilidad que tienen los niños que viven en esta zona del país.

“La Secretaría de Educación de Santander que de manera articulada con la Secretaría de Educación Municipal de Hato: (i) realice un censo para determinar cuántos niños, niñas y adolescentes de la zona rural terminaron su educación primaria y se encuentran desescolarizados y, a partir de los resultados (ii) planee, diseñe y ejecute las medidas necesarias para ampliar la cobertura de educación básica y medida en el área rural del municipio”.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir