Reparos de la CPI enredaron aún más reforma del uribismo a la JEP

Luego de seis sesiones no se ha podido votar la propuesta de salas especiales para militares.

A pesar de haber debatido durante horas las mayorías de la comisión primera del senado señalaron que las advertencias hechas por el fiscal de la Corte Penal Internacional de visita en Colombia son muy claras frente a las consecuencias que tendría para la fuerza pública el hecho de que se apruebe esta iniciativa en detrimento de la verdad para las víctimas.

“No seré yo quien mande a los militares derecho a la corte penal internacional donde la pena mínima es de 30 años, sería pésimo que sobre el gobierno Duque recaiga semejante responsabilidad por cuenta de un capricho que no tiene fondo constitucional”, señaló el senador Rodrigo Lara.

“Aquí más allá de la discusión política y en el animo de conseguir un acuerdo poder seguir buscando salidas pero el texto propuesto cambia la estructura del acuerdo de paz pero como dijo la CPI perjudica gravemente a los militares y los deja en un suspenso jurídico que no podemos apoyar”, dijo la senadora Angélica Lozano.

El uribismo lamentó que el congreso le mande el mensaje al país de que no puede haber acuerdos para mejorar lo pactado con las Farc e incluso el gobierno desestimó las preocupaciones de la CPI.

“No podemos seguir con esta amenaza desinformada con las declaraciones de la CPI, no pueden usar de esa manera las declaraciones del fiscal, no le tengamos miedo a esa visita de la CPI aquí lo que queremos es equilibrar las cargas para los militares, sin impunidad”, agregó la ministra del interior Nancy Patricia Gutiérrez.

“Debemos dejar de tener ese miedo a la CPI, no van a intervenir si aquí se hacen las cosas bien … Esto no es de garantizarle impunidad a nadie, es que la JEP no es imparcial, ahí le imputaron cargos a la secretaria ejecutiva y otros funcionarios, ahí hay 11 comandantes que no han comparecido y no pasa nada, es obvio que existe mucha flexibilidad con las Farc y mano dura con la fuerza pública”, indicó la senadora María Fernanda Cabal.

Luego de tres horas de discusión se declaró un nuevo receso retrasando la plenaria y el segundo debate de la reforma a la justicia.

Cargando