¿Sabe usted dónde están sus hijos?

Caracol Radio consultó a los padres de familia y rectores sobre lo que saben de las fiestas a las que asisten sus hijos.

Una madre de familia afirmó que si bien sus hijas les cuentan a dónde van, “una cosa puede ser lo que estén viviendo en el lugar donde se encuentran” y tienen que creerles lo que dicen, que pueden ser historias verdaderas o falsas.

“Las fiestas son un peligro hoy en día” afirman otros, quienes destacan que incluso los mismos amigos que tienen sus hijos los inducen a consumir drogas y no son como las fiestas de antes sino que se exceden en el consumo de alcohol o tienen relaciones sexuales con varias personas.

Otros aseguran que les quita la tranquilidad que sus hijos salgan, pero no por lo que puedan hacer sus hijos, ya que los han educado bien, sino por la inseguridad a la que están expuestos en la sociedad actual.

“Toca darles permiso, si no se escapan y se van a bailar” dice una madre comentando que es mejor dejarlos salir por las buenas y así confíen en la mamá o el papá, les cuenten verdaderamente a dónde van y con quién, pero también poner reglas como que la fiesta va hasta X hora y que a esta hora los recogen.

“La juventud está confundiendo la libertad con libertinaje” señala un padre, destacando que ve con tristeza que algunos padres del colegio de sus hijos le cuentan que ellos preparan reuniones exclusivamente para consumir drogas y tener relaciones sexuales; “esta juventud va para atrás” concluye el padre y agrega suponer que esto sucede en todos los estratos sociales.

Caracol Radio consultó a rectores de varias instituciones educativas donde hay opiniones tras estas actividades por fuera del aula escolar.

“Las fiestas de los chicos de colegio el día de hoy, dependen del acompañamiento que hagan los adultos a las reuniones.

“Las hay de todo tipo: los papas que permiten las fiestas en sus casas e incluso les facilitan licor, y estas fiestas normalmente terminan en desorden, consumo de otras sustancias, ebriedad y sexo”, dijo uno de los directivos de un centro estudiantil en el norte de Bogotá.

Lea también: Caracol Radio se internó en las rumbas de los adolescentes

Agregó que por información de las mismas estudiantes, se ha enterado de los que estas fiestas sin control terminan en cosas “descabelladas”.

“Los niños necesitan control, porque eso limites que no se ponen terminan mal”, dijo el docente.

De otro lado, la rectora de un reconocido colegio en el sur de la ciudad, manifestó que “la responsabilidad de los padres o acudientes en estas celebracionesjuveniles está en el control de los muchachos. Muchos los premian dejándolos salir a esas fiestas, pero lo que pueda ocurrir en esos lugares, seguro no se dan ni por enterados”.

Cargando