La postulación de Trump al Nobel de Paz, ¿es una victoria ante el mundo?

El presidente de EE.UU. ha alcanzado algunas de sus metas anunciadas en política internacional. ¿Son victorias para su Gobierno?

Donald Trump /

Durante la reciente cumbre que llevaron a cabo el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in y el máximo dirigente de Corea del Norte, Kim Jong Un, uno de los nombres más mencionados fue el del mandatario estadounidense, Donald Trump. A él le agradecieron los acercamientos, le reconocieron su trabajo de presión y diplomacia e incluso lo postularon para el Premio Nobel de Paz. 

Aunque se trata de un comentario para un premio que no tiene nominados, el rumor corrió fuerte y actualmente se revisan sus méritos para conseguir la postulación. 

El analista internacional y profesor de la Universidad del Rosario Mauricio Jaramillo, señala que Trump y su Gobierno han tenido una política errática en Asia, especialmente en Japón, Corea del Sur y Corea del Norte. Considera que el mandatario llevó sus provocaciones a Kim Jong Un hasta el extremo y eso provocó que los países buscaran cómo acercarse sin depender tanto de Estados Unidos y sus relaciones con Corea del Norte.

“Pensaría que Estados Unidos es responsable, pero de forma indirecta. Se dedicó tanto a hablar de guerra, que las mismos naciones de la región tuvieron que acercarse de manera autónoma, sin tener en cuenta a Washington”, señala el analista. 

Por esa razón a Jaramillo le sorprende la mención del Nobel y dice que sería un hecho muy polémico. Argumenta que en otros lugares del mundo, Trump ha llevado a cabo acciones que no son dignas de paz. 

Entre esas el traslado de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, que considera “una bomba de tiempo a lo que queda del proceso de paz entre Israel y Palestina, a los Acuerdos de Oslo, y un boicot al papel de su país como mediador”. Agrega las diferencias con Irán e incluso el distanciamiento que ha tenido con el proceso de paz en Colombia. 

“No veo que tenga un dossier para nominarlo o que eso pueda tener pies ni cabeza. En caso de que ese rumor tome fuerza, podría haber una resistencia bastante grande”, afirma Jaramillo. 

El analista también se refirió a los recientes encuentros de Trump con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y con la canciller alemana, Ángela Merkel, con quienes se le vio un tono cordial a pesar de las múltiples críticas. Sin embargo destacó aún más el discurso del francés ante el Congreso, en donde llamó al multilateralismo, a la apertura económica y a evitar conflictos comerciales. 

“La visita no solo implica legitimidad para Trump, sino que vuelve a mostrar que Europa tiene intereses en la escena internacional, en hacer contrapeso a Estados Unidos y poner un equilibrio global”, asegura Jaramillo. 

Otro de los temas en los que el estadounidense parece estar logrando avances es el de su política de migración, pues aunque no ha llegado a acuerdos sobre ‘dreamers’ o reformas, obtuvo financiación para el muro en la frontera con México y la movilización de tropas. 

Para el analista mexicano y experto en seguridad, Emilio Vizarretea, eso no significa una victoria. “Es una metáfora de presión y no una realidad, pues los delincuentes ya hacen planes para hacer túneles o pasar por encima”, dice, mientras señala que también siguen llegando inmigrantes que lo alejan de sus metas en cuanto a la llegada de personas de forma irregular. 

Vizarretea agrega que Trump no puede controlar y decidir sobre toda la política migratoria. En ese aspecto destaca el papel de empresarios y universidades que necesitan a los ‘dreamers’ y ya han demostrado que no permitirán que sean expulsados sin consecuencias.

Cargando