Denuncian supuestas irregularidades administrativas en la Imprenta Nacional

Trabajadores de la Entidad preparan un paro que, dicen, será contra la corrupción.

Planta /

El presidente del sindicato de Trabajadores de la Imprenta Nacional de Colombia, Néstor Bojacá, denunció este miércoles supuestas irregularidades administrativas que se estarían cometiendo en la entidad, especialmente por firma de contratos.

El dirigente sindical dijo que el actual gerente de la Imprenta, Jaime Oswaldo Neira, quien lleva 13 meses en el cargo, hizo el cambio de un manual de contratación en el que elimina de tajo la licitación pública y lo llevó a contratación de manera directa.

"También los proveedores se quejan porque en algunos de estos negocios supuestamente hacen un contrato de alianza de riesgo compartido, que hace que esta entidad comparta con un aliado estratégico en el orden del 50% y nos parece que el que está saliendo beneficiado, como en otros negocios, es el aliado y no se está blindando el futuro financiero de la Imprenta", dijo Neira.

Señaló que se están desarrollando dos líneas de negocios de gestión documental y "curiosamente cuando uno observa quiénes son los que contratan, en una empresa aparece un representante legal y le dan un contrato, ese mismo representante legal aparece en otra empresa y le dan otro contrato, pareciese que hay como un carrusel en esas líneas, en las que el futuro de ingresos es importantes, pues estamos hablando del orden de $40.000 y 50.000 millones anuales, como se tiene avizorado para este 2018".

El presidente del sindicato dijo que ante esta situación los días 20 y 28 de septiembre de 2017, denunciaron ante la Contraloría General de la República y la Procuraduría General de la Nación, con 700 folios, demostrando cómo hay hechos cumplidos en la Imprenta Nacional, incluso hasta con los contratos que derivaron con la visita del Papa Francisco, pero han pasado casi seis meses y dicen no haber recibido una respuesta.

Dijo que la Imprenta tiene una planta de 252 trabajadores oficiales, 230 activos, pero denunció que se ha dado un hecho curioso: “Se ha incrementado una planta paralela en un 50%, es decir casi 100 trabajadores, y en un año se han pagado más de $3.500 millones, entre contratos de prestación de servicios y temporales”.

El dirigente sindical también lamentó que en una empresa de industria gráfica, no hay tinta, ni papel, a veces y se tiene que recurrir al viceministro del Interior, Luis Ernesto Gómez, que es el presidente de la Junta Directiva, para que ayude a saber qué está pasando.

Finalmente el gerente del sindicato dijo que no pararán hasta que el gerente de la Imprenta Nacional, renuncié y sea designado un funcionario con unas características técnicas, porque es una empresa industrial y comercial del Estado.

Así mismo el presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT), Julio Roberto Gómez, anunció que esta situación puede desembocar en un paro en protesta contra la corrupción.

Nuestra obligación es defender el patrimonio nacional porque el negocio de las artes gráficas es uno de los más rentables en el mundo y mucho más si una empresa como está tiene clientela propia como son los ministerios, las entidades del Estado, que tienen obligación de mandar a hacer sus trabajos en la Entidad”, afirmó el dirigente sindical.

Señaló que “llegar a la Imprenta es ver la maquinaria parada y sin la provisiones para realizar sus trabajos, donde la función en la impresión de títulos, libros y folletos, que requiere el Gobierno para cada una del desarrollo de sus actividades”.

El viceministro del Interior y presidente de la Junta directiva de la Imprenta Nacional, Luis Ernesto Gómez, respondió que ha venido acompañando el proceso de la transformación de la Imprenta, amenazada por la era digital.

Sin embargo, dijo que en la reunión de la junta que realizaron el pasado lunes se analizaron cada una de las denuncias del sindicato y se espera conocer los informes financieros por parte del gerente.

Anunció que ante esta situación se tomó la decisión de trasladar las denuncias a los Organismos de control, la Procuraduría, Fiscalía y la Controlaría, para que haya absoluta transparencia en la Entidad, que es patrimonio de todos los colombianos.

Cargando