En los zapatos de un conductor en la vía Bogotá - Villavicencio

Caracol Radio hace seguimiento a esta vía que hace un mes fue afectada por la caída del puente Chirajara.

El recorrido de 123 kilómetros que hizo Caracol Radio entre Bogotá y Villavicencio inició a las 6 de la mañana, primero se pasó por el primer túnel hasta llegar al peaje Boquerón, luego la carretera sigue hasta Chipaque y el sector de Abasticos.

"Cuando se cayó el puente el cierre de esta vía nos afectó demasiado porque nos demoramos ocho horas yéndonos por la vía alterna, esta carretera es fundamental para nosotros", contó Enrique Galvis, conductor de bus intermunicipal.

En Abasticos se observaron los conductores de vehículos de carga que paran a tomar agua de panela con queso, por esta carretera circulan a diario alrededor de 12.000 vehículos entre buses, camiones y particulares.

El pasado 15 de enero de 2018, sobre el medio día, se desplomó el puente atirantado en construcción ubicado en el kilómetro 64 de la carretera, a la altura del sitio conocido como Chirajara. Es jurisdicción de Cundinamarca y muy cerca de ingresar al Meta. El viaducto era de tipo atirantado y tenía 446 metros de longitud. Este tramo de la obra se construye a una altura de más de 280 metros y su entrega estaba prevista a finales de marzo próximo.

"Cuando se cayó el puente de Chirajara nos tocó coger esa alterna que es muy peligrosa, allá hubo incluso un accidente donde murió un compañero", dijo Ricardo Mora, camionero.

La parte que quedó en pie deberá ser demolida. La Agencia Nacional de Infraestructura, se declaró a la espera que Coviandes, que es el Concesionario de esa obra, dé a conocer la decisión de los últimos expertos internacionales contratados por ellos, que podrían definir la demolición controlada del puente.

"Nos afectó mucho cuando cayó el puente porque dejaron de pasar vehículos y los turistas que transitan por acá son nuestro sustento", sostuvo Blanca Fernández, quien tiene un negocio en Pipiral pocos kilómetros antes de llegar a Villavicencio.

"Otra preocupación de nosotros acá en Pipiral es el traslado de nuestros niños a Guayabetal ya que todos estudian allá, más abajo de Chirajara hay otro puente a la salida de túnel falso que se está moviendo ya hemos avisado pero no nos paran bolas", agregó Mario Forero, habitante de Pipiral.

Desde hace casi un mes, el Ministro de Transporte y la Agencia Nacional de Infraestructura, manifestaron que Coviandes, deberá tomar medidas sobre la estructura de la columna oriental del puente de Chirajara, luego que la comisión de expertos del Instituto Americano de Concreto, alertaron sobre la inminencia del desplome del viaducto y hasta la fecha no hay una respuesta.

Con la vía totalmente habilitada el viaje entre Bogotá y Villavicencio dura poco más de dos horas.

Cargando