El hijo de los duques de Cambridge, como cualquier niño a su edad, no quiere ir a clase

Al príncipe Jorge le está costando adaptarse a su nueva rutina diaria desde que ingreso al colegio.

Al igual que le sucede a muchos niños de su edad, al príncipe Jorge le está costando adaptarse a su nueva rutina diaria desde que comenzó las clases en el exclusivo centro educativo de Londres Thomas' Battersea. Aunque en su primer día de colegio, al que acudió acompañado por su padre, el príncipe Guillermo, el pequeño de cuatro años se mostró tranquilo mientras saludaba a la directora de educación infantil de la escuela y la acompañaba al interior para conocer su clase y a sus nuevos compañeros, parece que tras unas cuantas semanas ha cambiado de actitud, según ha explicado Louise Smith, madre de dos de los alumnos de la prestigiosa institución, a la revista HELLO!

"Fue muy emocionante conocer a Guillermo. Me contó que acababa de dejar a Jorge en clase y que no quería ir. La verdad es que me recordó un poco a mis niños", ha explicado Louise acerca de su conversación con el nieto de Isabel II.

Thomas' Battersea es descrita por The Good Schools Guide, una guía sobre las mejores escuelas británicas, como un establecimiento "cosmopolita, grande y algo caótico" para padres que quieran ofrecer a sus hijos "la mejor educación que el dinero puede comprar".

Otro de los pilares del centro es fomentar la igualdad entre sus alumnos -el príncipe Jorge, por ejemplo, utilizará el nombre George Cambridge-, siendo una de sus normas que no se repartan invitaciones para sus fiestas de cumpleaños o similares en clase a no ser que vayan a invitar a todos los niños.

Cargando