Lo más leído

  • “Qué bello lunar”, le dijeron a ‘la hinchada’ por foto sin mucha ropa
  • "Mi tatuaje que dice 'Lega' significa legado": Luisa Fernanda W
  • “La única esperanza de Colombia”: la provocativa foto de Esperanza Gómez
  • Santander no volverá a confinamiento total
  • “Me haces suspirar”: Carmen Villalobos encantó con su pequeño bikini
  • Remiten pacientes desde Bogotá a las UCI en Barranquilla

Hoy es noticia

Más temas

De vendedor de “calzones” a alcalde

John Jairo Torres, el alcalde de Yopal, le sacó provecho a cada polémica que generó con su desbordado comportamiento.

El comerciante y político 

Aún antes de ser alcalde John Jairo Torres, JJ o John Calzones, tenía fama de acaudalado comerciante en Yopal.

Cuando decidió ser candidato a la alcaldía, sus parrandas, peleas, su empresa de ropa interior y hasta sus accidentes de tránsito se convirtieron en noticia y como en política la memoria se refresca, sus contradictores le recordaron a la Fiscalía que tenía algunas cuentas por pagar con la justicia.

Sus líos

Se reveló que un lote donde levantó el proyecto La Bendición era objeto de extinción de dominio y muchas casas ya estaban en construcción, lo investigaron por urbanización ilegal, delito que aceptó cometer.

Aún con líos judiciales se posesionó, desde la cárcel, como alcalde de la capital del Casanare.

Lo capturaron y cuatro días después un juez lo dejó en libertad.

Un mes después John Calzones le pide al concejo de su municipio que le aumente el sueldo, asegura, a pesar de su reconocida fortuna, que gana muy poquito como alcalde.

La segunda captura

La Fiscalía no se quedó quieta y apeló la libertad, otro juez volvió a ordenar su captura, ahora por lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

Esta vez su estadía en la cárcel sería más larga, pero no difícil, gracias a la ayuda que recibió de la directora del Inpec en Yopal que le entregó algunos beneficios, ella terminó destituida.

De parranda en la capital

Fue necesario trasladarlo a Bogotá para evitar que su poder terminara por corromper a más funcionarios, pero ocurrió lo mismo.

Ahora sus colaboradores eran agentes del CTI que le permitieron convertir las celdas de Paloquemao en un burdel.

“Porque se tiene evidencia muy delicada de que ofreció dinero a algunos funcionarios para permitir los beneficios y bondades en este centro penitenciario”, dijo Julián Quintana, director del CTI en ese momento, al abrir una investigación y apartar del cargo a los funcionarios encargados de la custodia de John Jairo Torres.

Aún desde la cárcel esbozada insultos e improperios a sus contradictores, a la encargada de la alcaldía la llamó bruja e invitó a los funcionarios a la desobediencia.

“Nadie le puede recibir nada a esa bruja porque esa bruja tiene que salir de allí, ninguno tiene que humillársele a esa bruja… que tal, que se ha creído esa bruja”, dijo en audios que envió a sus seguidores en la alcaldía.

El juez amigo

Lo trasladaron a la Picota, donde se encuentra actualmente y donde celebraría su segunda libertad, de no ser por la Fiscalía que apeló la decisión de un juez.

Ese juez, condenado por dejar en libertad a un ex alcalde implicado con paramilitares, reconoció que tenía la clara intención de dejar el libertad a su nuevo beneficiario.

“En el orden que llegue el proceso al Tribunal Superior de Yopal, ellos lo van a estudiar... (pregunta) usted ordenó la libertad pero la Fiscalía apela… (Respuesta) exactamente, usted lo ha dicho”.

La Fiscalía rechazó los argumentos del juez y aseguró que presentarán todos los soportes probatorios para demostrar que la fortuna de John Calzones no tiene justificación legal.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir