Estudio de la U. de La Sabana asegura que los niños víctimas de la violencia sufren enfermedades psicológicas

Los departamentos que históricamente han presentado mayores índices por este fenómeno social, son: Antioquía, Bolívar, Tolima, Caquetá, Nariño, Cauca y Magdalena.

Estudio de la U. de La Sabana asegura que los niños víctimas de la violencia sufren enfermedades psicológicas

De acuerdo con un estudio que se cruzó información de la Unicef, el Icbf, Save The Children, entre otros organismo, la Universidad de la Sabana identificó que los niños que han sufrido la violencia en Colombia padecen de “paranoia, retroceso en el aprendizaje, temor a bañarse o vestirse solo, juegos traumáticos, incontinencia, insomnio, pesadillas, apatía y agresividad”.

Entre los niños víctimas de la violencia que fueron desplazados, se encontraron problemas de salud mental asociados con: retraimiento (61%), ansiedad (61%), problemas sociales (60%) y traumas (54%).

Los menores desvinculados de grupos criminales se destacaron de problemas con alteraciones del pensamiento (68%), retraimiento (65%), ansiedad y depresión (64%), problemas de conducta (64%), problemas sociales (62%), problemas de atención y de concentración (61%).

El Icbf ha atendido desde 1999 a cerca de 6.000 niños, niños y adolescentes que han salido de las filas de la criminalidad. Se calcula que más del 60% de ellos pertenecía a las Farc.

De acuerdo con Neila Díaz, directora de la especialización de Psicología Educativa de la Universidad de La Sabana es necesario “realizar un seguimiento individual de los procesos y sobre todo lo que tiene que ver con el apoyo a las trayectorias de desarrollo”, ya que estos jóvenes podrían “reincorporarse a bandas criminales o incluso ir a lucha en conflictos de países limítrofes”.

Adicionalmente hay que “trabajar con los motivos que los llevaron a pertenecer a las fuerzas de la guerrilla, como el desplazamiento forzado o porque son huérfanos de padres o porque hay niños que toman la decisión como una de las maneras de ganarse el dinero para sus familias” indicó Díaz.

Según datos del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar aproximadamente 20.200 menores fueron desplazados de sus territorios por culpa de la violencia armada.

Los departamentos que históricamente han presentado mayores índices por este fenómeno social, son: Antioquía (2.062 niños), Bolívar (1.911); Tolima (1.819); Caquetá (1.502); Nariño (1.279); Cauca (1.222) y Magdalena (1.209).

Cargando