Lo más leído

  • Jennifer López sorprende completamente desnuda para lanzar nueva canción
  • Ordenan arresto a presidente de Ecopetrol
  • Trabajo sí hay: Hay más 94.000 empleos disponibles, conozca las vacantes
  • La foto de Kimberly Reyes donde a duras penas pudo cubrir su pecho
  • Aída Merlano confesó que le gustan las mujeres
  • Preocupación por el estado de salud de Silvestre Dangond

Hoy es noticia

Más temas

Ser refugiado en una capital europea sacudida por el terrorismo

La familia Khaleel salió de Irak huyendo del Estado Islámico pero atentados como el de Francia complica su situación para obtener el estatus de refugiados.

Almuntdher Khaleel tiene 19 años y llegó a Bruselas en agosto del año pasado luego de una travesía que lo llevó desde Irak hasta Turquía y desde ahí tomar un bote que naufragó justo antes de llegar a las costas griegas.  Tuvo que nadar con su familia hasta la orilla para poder seguir su viaje por Serbia y Alemania.

Actualmente vive en el centro de acogida más grande de Bruselas, el “Petit Chateau”, en donde comparte un apartamento con su hermana Saja, el esposo de ella, un cuñado y su sobrino Siraj, de dos años y medio.

Afirma que huyeron de Irak cuando no vieron otras alternativas y sus vecinos empezaron a ser asesinados por desobedecer al Estado Islámico que imponía la versión más estricta del Corán como pautas de conducta y ajusticiaba a quienes no seguían sus preceptos.

“Muchos de los terroristas tomaron casi la autoridad del Gobierno y la Policía, así que nadie podía moverse sin su consentimiento y no teníamos a quién acudir”, señaló a Caracol Radio.

Martien Verlinden es la subdirectora del albergue que acoge a esta familia iraquí, el cual ha funcionado durante 30 años y actualmente tiene aproximadamente 800 personas entre familias, niños que llegan sin acompañantes y hombres jóvenes quienes reciben comida, baño y dormida mientras dura el proceso para recibir sus papeles.

“La mayoría de los refugiados en estos momentos son de Afganistán, Siria e Irak y aunque tenemos de otras nacionalidades esos son los tres grupos principales”, señala.

Almuntdher firma que siente el rechazo cuando menciona su país, “cuando digo que soy de Irak, la gente toma distancia y mira para otro lado”. Su hermana Saja señala que prefiere vivir con ese estigma a morir en medio de los ataques terroristas que sacuden a diario su ciudad. “Lo que tengo aquí que no tenía en Bagdad es tranquilidad, allá vivía con miedo, no quiero volver nunca”, asegura.

En Bruselas no solo el Gobierno se hace cargo del tema de los refugiados, organizaciones civiles como Serve the City trabajan con miles de voluntarios que buscan dar ayuda humanitaria inmediata a los que llegan a la ciudad.

Nino Ostojic lidera el trabajo con refugiados de este organismo y asegura que la solidaridad de los belgas ha jugado un papel fundamental a la hora de acoger a quien vienen huyendo de las guerras en África y Oriente Medio.

“Te enfrentas a diario con la pregunta humana de cómo podemos hacer para ayudarlos más y no puedes, porque hay muchos procesos que dependen del Gobierno y no avanzan con rapidez, por lo que muchos de ellos deben dormir en parques o estaciones”, afirma a Caracol Radio.

Cuenta que desde el año pasado se ha incrementado la llegada de refugiados a Bélgica por lo que el Gobierno ha tenido que abrir varios centros de acogida. Mientras para los sirios la respuesta, casi automática, es un sí, pero para los que huyen de otros países como Afganistán e Irak es más difícil obtener su estatus de refugiados.

Prueba de esto es la familia Khaleel cuya solicitud fue negada y ahora deberá emprender un nuevo tramo del proceso y buscar asistencia jurídica para demostrar que Bagdad, la ciudad en donde hace un par de semanas el Estado Islámico mató a más de 200 personas en un atentado, no es una ciudad segura para vivir.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir