Sanders centra su estrategia en asociar a Clinton con Wall Street

La candidata replica a su rival demócrata: "Con su visión, tampoco Obama sería progresista".

Sanders centra su estrategia en asociar a Clinton con Wall Street. /

Ocurrió el miércoles en un acto de CNN, ocurrió en el último debate y vuelve a surgir este jueves en New Hampshire. Wall Street, el establishment y Goldman Sachs, esta suerte de tridente del mal que no se cae de los labios de Bernie Sanders, volvió a copar el debate de esta noche en New Hampshire entre el veterano senador de Vermont y su rival, Hillary Clinton, por la candidatura demócrata. Sanders ha fiado prácticamente toda su estrategia en lo que va de campaña en asociar a Clinton al aquelarre.

Y porque hace tiempo que en Estados Unidos tener un trabajo ya no es sinónimo de ganarse la vida, y porque, en efecto, Hillary Clinton cobró cantidades astronómicas de Goldman Sachs por dar charlas y recibe grandes donaciones de empresas; anoche, en la taberna Milly de Manchester, la mayor ciudad de New Hampshire, se jaleó todos y cada uno de los ataques de Sanders a la exprimera dama.

La fiesta organizada por los partidarios del senador de Vermont, el socialista, respondía al patrón que reflejan las encuestas: estaba plagada de jóvenes. "Ella tiene a todo el establishment, o casi todo, detrás, es un hecho”, enfatizó Sanders, para señalarla de nuevo por las donaciones, las conferencias. Clinton estalló: “Si quiere decir algo dígalo directamente de una vez. Yo jamás he cambiado una opinión o un voto por una empresa”, recalcó, e instó a Sanders a “empezar a hablar de las cosas que hay que hacer”.

Sanders, autodenominado socialista en un país que asocia el concepto con el comunismo, está poniendo las cosas más difícil de lo esperado a Clinton tras casi empatar en los caucus de Iowa, y parte como favorito en New Hampshire. Ha ido subiendo en los últimos meses a lomos de una economía en la que el 1% más poderoso queda cada vez más lejos del 99% restante.

Y los debates entre ambos resultan sumamente ideológicos, casi filosóficos, girando en torno al concepto de izquierda y progresismo. Sanders dice que Clinton no lo es, que no se puede ser progresista y moderada al mismo tiempo. Esta le replicó anoche que “progresista viene de progreso” y puso sobre la mesa los logros sociales bajo su gestión. “Con su definición no habría casi ningún otro progresista salvo usted en el partido demócrata”, dijo Clinton, “Ni siquiera Barack Obama, porque recibió donaciones importantes”.

El senador de Vermont defiende una sanidad universal gratuita y también una educación universitaria sin coste, mientras que Clinton plantea que sea accesible para todos. Pero Sanders no se recrea demasiado en los ingresos fiscales necesarios –es decir, los impuestos- para sufragarlo, más allá de gravar a Wall Street.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir