Niños en la frontera reciben clases de inglés

Un equipo de voluntarios y extranjeros viajó a Norte de Santander para ayudar en la atención de los menores.

Los albergues ya están a su maxima capacidad por la crisis que ha creado el cierre fronterizo. /

Con material lúdico, elementos escolares y la voluntad de enseñar cosas nuevas a los niños afectados por el cierre fronterizo, en Norte de Santander. Este fin de semana el Ministerio de Educación trasladó hasta la zona, un equipo compuesto por profesores de Canadá, Estados Unidos, Senegal y Kenia, que ayudarán a los estudiantes en su proceso de formación mientras permanecen en los albergues.

Los voluntarios dictarán clases de inglés en los 23 albergues, como parte de la estrategia del Gobierno para que los menores no pierdan clase y además reciban atención integral, en medio de la crisis.

Algunos de los niños nunca habían tenido la oportunidad de estudiar la lengua extranjera, además reciben muestras de afecto y solidaridad por parte de los maestros.

Cargando