Los tesoros narco entran en subasta

Coleccionistas son los principales postores de artículos que pertenecieron a los hombres más peligrosos del país.

El origen narco y violento de las piezas subastadas por la Dirección Nacional de Estupefacientes en una singular venta de garaje en el norte de Bogotá era el picante que motivó su compra por cuenta de coleccionistas que conociendo y desconociendo la forma en que fueron adquiridas subastaron y se quedaron con ellas

Relojes, joyas, cuadros, motocicletas y cuanta excentricidad adornaba el cuerpo y las propiedad de narcos, jefes guerrilleros y testaferros fueron puestos a la venta en una subasta que más allá de tener un valor irrisorio, cargó con varios momentos de la historia, generalmente de violencia y vergüenza para los colombianos. Los relojes de los extintos Raúl Reyes y Pablo Escobar, Rolex, en oro y con incrustaciones de diamantes, fueron los primeros en salir a subasta y los primeros en entregarse. Un anillo y un autorretrato de la Monita Retrechera también salieron a la venta

Cuadros de los narcos y testaferros como Justo Pastor Perafán, Víctor Patiño Fómeque y los exjefes del cartel de Cali también fueron subastados por la DNE y todos salieron de la bodega que tiene esta entidad en su sede principal que bien han considerado algunos coleccionistas como un “narco museo”

El dinero recaudado en la subasta, según se supo irá al fondo de rehabilitación, inversión social y lucha contra el crimen organizado.

Cargando