La peor masacre en Siria: más de 200 muertos por bombardeo del régimen

Varios grupos opositores sirios responsabilizaron a la comunidad internacional de la masacre cometida en la localidad de Tremseh por no haberla impedido.

Varios grupos opositores sirios responsabilizaron hoy a la comunidad internacional de la masacre cometida ayer en la localidad de Tremseh por no haber conseguido detener la violencia del régimen contra la población civil

Los Hermanos Musulmanes de Siria calificaron lo sucedido en Tremseh (centro) como el "más terrible y duro" de todos los actos de violencia que han tenido lugar en Siria desde el inicio de la revuelta contra el régimen de Bachar al Asad en marzo de 2011

Unas 200 personas murieron ayer en esa localidad, ubicada en el bastión opositor de Hama, por bombardeos del Ejército y disparos de matones y otras fuerzas leales al régimen sirio, según los opositores, si bien el régimen culpó del suceso a supuestos grupos terroristas

"Los denominados países civilizados insisten en desestimar la sangre siria y dejar que el monstruo -en alusión a Al Asad- siga matando a los hijos de Siria", aseguraron los Hermanos Musulmanes en un comunicado

Para la formación islamista, también son responsables de lo sucedido en Tremseh el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, así como Rusia e Irán, aliados de Damasco, por no haber evitado en estos últimos meses el fin del derramamiento de sangre

Annan se entrevistó esta semana en Damasco con el presidente sirio y viajó a Teherán para impulsar una solución pacífica al conflicto en Siria, mientras que Rusia recibió a opositores sirios, a quienes instó a dialogar con el régimen

El resto de países "finge proteger la paz y la estabilidad mundiales, y luego se callan y evitan asumir su responsabilidad", señaló el grupo opositor, que reiteró su compromiso a seguir luchando por la caída del presidente sirio

Por su parte, Mohamed Sarmini, dirigente del Consejo Nacional Sirio (CNS), el principal grupo de la oposición en el exilio, afirmó a Efe que "no espera nada de la comunidad internacional porque no cumple con sus deberes" y criticó su "silencio e incapacidad"

Sarmini, cuyo grupo defiende una intervención militar extranjera en el país, lamentó que continúen las matanzas en Siria tras la de Hula, en la provincia central de Homs, donde murieron más de un centenar de personas a finales de mayo pasado y que fue condenada enérgicamente por la comunidad internacional

Mientras, la red de activistas Comités de Coordinación Local consideró que en Tremseh se utilizaron las "mismas medidas e instrumentos" que suele emplear el régimen contra los civiles

En ese sentido, citaron los bombardeos del Ejército, la irrupción en la zona de fuerzas de seguridad y a los "shabiha" (matones del régimen), así como la quema de cuerpos de los fallecidos para no dejar rastro

"Con esta masacre, el régimen desafía tanto al pueblo sirio como a la comunidad internacional", apuntaron los Comités, que agregaron que Damasco quiere ver "la capacidad límite del pueblo para sacrificarse" y la de la comunidad internacional para "comprometerse con sus promesas y principios morales"

La red de activistas llamó a la población a que evite la división interna y exigió a la comunidad internacional que asuma sus responsabilidades "con firmeza y seriedad" para proteger a los civiles tal y como estipulan las leyes internacionales

Pese a los esfuerzos mediadores internacionales, Siria continúa inmerso en una espiral de violencia que ha dejado al menos 11.000 muertos, según la ONU, desde que comenzaron las protestas contra Al Asad en marzo del año pasado

Cargando