Escombros reciclados permiten producir agregados de construcción

Estudiantes de la Facultad de Minas, en la Universidad Nacional en Medellín, expusieron un modelo de reciclaje para convertir desechos de obras civiles en nuevos agregados para edificar.

Estudiantes de la Facultad de Minas, en la Universidad Nacional en Medellín, expusieron un modelo de reciclaje para convertir desechos de obras civiles en nuevos agregados para edificar. “Estamos alargando la vida útil de la materia prima [escombros] y no tiene un costo para nosotros, sino que las escombreras se van a ver beneficiadas, ya que ese material servirá para nuestra propuesta”, destaca Juan Diego Montoya, estudiante de Ingeniería Eléctrica. El proyecto consiste en un proceso de trituración de los desechos con máquinas de mandíbula o quijada y posteriormente de tamizaje y selección, para lograr tres tipos de áridos: agregados gruesos, similares a los formados a partir de la gravilla y roca y uno que emularía al de tipo fino, como la arena que se extrae del aluvión. Este proyecto tiene en cuenta la separación de residuos (maderas, tubos y otros) para garantizar la limpieza del producto final, pues, según argumentan los estudiantes, “ninguna empresa cumple con el proceso que nosotros hacemos”. Una vez procesado el material, se puede utilizar para levantar muros de separación y elaborar adoquines, bordillos de aceras, bloques de cemento e incluso, construir casas prefabricadas, según proyectos urbanos que se han desarrollado en el sur de Colombia. En ese sentido, la propuesta podría abarcar hasta un 30% del mercado de agregados en el país, según los estudios de proyecto de la UN. El proyecto ya está sustentado en la empresa Recicom S. A. S., que recientemente crearon, y funcionará en la vereda La Quiebra (Caldas, Antioquia). Este lugar es estratégico porque está rodeado de cinco escombreras, de las cuales obtendrían los escombros a partir de los cuales se pueden generar los agregados reciclados, además allí se puede trabajar con la maquinaria pesada necesaria para su procesamiento, que sería importada de China. De manera provisional, los estudiantes tienen proyectado un tiempo de diez años, durante el cual esperan aumentar la producción de agregado por lo menos un 1% cada año. La investigación es desarrollada por investigadores de la Facultad de Minas

Cargando