¿Sería útil el voto electrónico en Colombia?

Es la pregunta que quiere responder la compañía Smartmatic con su alternativa tecnológica que promete tener procesos electorales rápidos, eficientes y confiables, y reduzca costos operativos de los procesos manuales.

Colombia atraviesa por una importante etapa en su vida política. La decisión de los próximos días sobre quién será el próximo presidente de la República, y las elecciones regionales de 2011 en las que se escogerán alcaldes, gobernadores, diputados y concejales, entre otros cargos, sugieren la necesidad de implementar tecnologías efectivas que faciliten la participación ciudadana y minimicen los riesgos de las tareas manuales en los procesos electorales

Está demostrado que los procesos electorales, y en concreto los escrutinios, deben ser más eficientes, transparentes y participativos en Colombia. ¿Cómo lograrlo? Una de las herramientas que mejores resultados ha dado en distintas partes del mundo es el voto electrónico. “El tema comienza en la seguridad. Poder identificar, rastrear y cotejar cada voto con resultados definitivos en menos de 24 horas”, explica Alejandro Salas Pretelt, representante de Smartmatic en el país, una compañía que ha liderado la implementación del voto electrónico en países como Estados Unidos y Filipinas, y que ve a Colombia como un país que podría beneficiarse notablemente de esta tecnología

Un proyecto de voto electrónico en Colombia no se justificaría sólo por seguir las tendencias mundiales, sino porque el país realmente lo necesita. En las elecciones para el Congreso, ocurridas el 14 de marzo pasado, se confirmó que se necesita automatizar procesos para asegurar una oportuna entrega de los resultados. En la primera vuelta presidencial, del 30 de mayo, los resultados estuvieron disponibles en tiempo récord, pero días después surgió la desconfianza ciudadana al encontrarse en todo el país diferencias notables entre los conteos manuales y los resultados contabilizados por los sistemas de información

Acerca del ejercicio democrático que se realizó en Colombia en la primera vuelta, Salas Pretelt asegura que “se hizo un muy buen trabajo con lo que se tenía, pero tener acceso a votos electrónicos ya habría dejado resultados definitivos y no preconteos, además de que se minimizaría totalmente cualquier posibilidad de fraude, implementando incluso sistemas biométricos”

Cabe destacar que la ley contempla desde 2004 el mecanismo de voto electrónico en el país, por lo que está claro que los legisladores y el propio gobierno son conscientes de sus ventajas y la conveniencia para la democracia

Lograr un proceso electoral más eficiente tiene valores agregados como un impacto positivo en el mercado bursátil, que encuentra estabilidad política en los negocios; reducción de las disputas violentas relacionadas con la democracia; y ahorros de costos en escenarios como una segunda vuelta, que en Colombia, el 20 de junio habrá demandado inversiones superiores a 90 mil millones de pesos que podrían reducirse con el uso de tecnologías que no exigen impresión de tarjetones electorales

La experiencia filipinaEn mayo pasado, Smartmatic implementó el proyecto de tecnología de voto electrónico más grande que una empresa privada haya ejecutado jamás. El ejercicio de Smartmatic en Filipinas contó con 82.200 máquinas de votación, más de 315 millones de votos emitidos, transmitidos y totalizados, y sirvió a 50 millones de electores que escogieron 17.000 cargos en el archipiélago asiático

Por primera vez, los filipinos pudieron conocer los resultados el mismo día de una elección: 90 minutos después del cierre de las urnas, el 40% de los votos había sido transmitido y totalizado. En previas elecciones, por ejemplo en 2004, se necesitaron 40 días de conteo manual para proclamar al Presidente

En este proceso sin precedentes en la historia de Filipinas, y en el que hubo un 76% de participación, Smartmatic ofreció resultados confiables que fueron aceptados por los partidos políticos que participaron en la jornada. La rapidez, transparencia y el nivel de aceptación de los resultados significó un aporte al proceso democrático de la nación asiática

Éstos son algunos datos relevantes de las elecciones generales 2010 en Filipinas:• 82.200 máquinas de votación fueron desplegadas con sus respectivas baterías para garantizar su funcionamiento por más de 16 horas

• 1.722 servidores de totalización y consolidación e impresoras con sus generadores de energía

• Más de 48.000 técnicos suministrados y capacitados por Smartmatic fueron desplegados para labores de soporte in situ, antes y durante la jornada electoral

• Se ubicaron 690 agentes en el Centro Nacional de Apoyo durante la jornada electoral para el seguimiento de todo el proceso

• Un 65% de los centros de votación contó con cobertura constante y confiable a través de las redes móviles públicas

• Se desplegaron 5.500 antenas satelitales móviles (BGAN) y 680 no móviles (VSAT) en toda la nación para la transmisión de resultados

Cargando